Una retaguardia con 200 activistas

La policía francesa está preparada para hacer frente a ETA? ¿Cuenta con los medios humanos y materiales necesarios que la situación requiere? La respuesta es no, aunque, por lo visto, el Gobierno de París piensa reforzar los actuales dispositivos. 'Vamos con retraso', reconoce abiertamente un investigador. 'No, no tenemos los medios humanos necesarios; en toda Francia apenas hay un centenar de agentes que trabajan regularmente sobre el dossier de ETA', apunta otro. 'Pero el problema mayor', destaca este último, 'es que es necesario que todos los servicios policiales, españoles y franceses, nos coordinemos en una única estrategia para evitar que las interferencias echen por tierra, como ocurre a veces, un trabajo delicado de meses'.

Más información

Diferentes estrategias

Hay al menos dos planteamientos que dividen a los servicios policiales: el que pone el énfasis en la conveniencia de primar la información, el seguimiento, la prevención y la eficacia a medio plazo, y el de quienes consideran que hay que actuar sin dar la mínima opción a que los sospechosos se esfumen. 'La detención de Txapote (jefe del aparato militar) y de Zorion (encargado del reclutamiento), que se produjo gracias a datos facilitados por la policía española, ha sido un desastre desde el punto de vista de la investigación, porque nos habría permitido hacerles un seguimiento completo y llegar prácticamente a la totalidad de la organización. Eso es matar las gallinas de los huevos de oro', sentencia, molesto, un investigador.

'Sí, pero también hay que tener en cuenta que, a veces, todas esas operaciones de seguimiento se quedan en nada porque cuando quieres recoger la cometa la cuerda se ha roto y el sospechoso ha desaparecido. Hay que tener en cuenta que las detenciones desestabilizan a la totalidad de la organización y pueden evitar atentados en España', indica una fuente judicial.

Sin dejar de indicar que la colaboración con España es excepcional -'no tenemos una relación así con ningún otro país'-, piensan que hace falta 'trabajar con mayor profundidad y estudiar mejor la estrategia del enemigo. 'Matar a un gendarme no es más grave que matar a un guardia civil o a un policía español, pero, a estas alturas', añaden, 'nuestro Gobierno debe sacar las conclusiones políticas de lo que ha pasado en España con el terrorismo durante los últimos 40 años. Si ETA es ya un problema europeo, habrá que hacerle frente con todos los medios necesarios'.

¿Cuántos activistas de ETA puede haber actualmente en Francia? Según estos especialistas franceses, la cifra hay que deducirla a partir del centenar de miembros o colaboradores de comandos huidos de España a lo largo de los últimos años. 'No todos tienen por qué estar aquí, porque sabemos que algunos se han ido a México, por ejemplo, pero sí se encuentran muchos de ellos. Además, están los vasco-franceses o franceses que se les han unido y los que traen de Latinoamérica. También hay que tener en cuenta que casi todos los jefes están casados con una francesa y se sirven de los círculos de familia o amistad de su mujer. Estamos hablando de unas doscientas personas en total. No es fácil controlar todo ese mundo porque la dirección y los cuadros de ETA viajan continuamente. ¿Sabe usted que en los primeros meses de este año encontramos averiados en la carretera cinco coches robados por ETA, que habían tenido otros tantos accidentes, seguramente a causa del hielo? A juzgar por el número de coches robados, deben de tener una flota de vehículos espectacular.

Los jefes y los cuadros están en París o en Burdeos, en Toulouse, en Pau, y también en Bruselas y en Suiza. Se pasan el día en la carretera, yendo de un lado a otro. Miras las agendas de los detenidos y ves que todos los días tenían una cita, y a veces a 700 kilómetros de distancia. Para las citas y para camuflarse una temporada lo que hacen es alquilar gites (casas de turismo rural), mucho más discretas, más cómodas que un hotel', indican. Más allá de la constatación de que no es precisamente dinero lo que le falta a ETA en Francia, no existen datos fehacientes de su presupuesto anual. 'A Asier Oyarzabal se le encontró una nota en la que daba constancia de que disponían de una caja para gastos de 30 millones de francos (unos 750 millones de pesetas). Los jefes llevan consigo entre 40.000 y 50.000 francos, pero no sabemos mucho más'. Según estos agentes de la lucha antiterrorista, el 80% de los activistas de ETA en Francia está integrado actualmente en el aparato de logística.

'Han acabado con los comandos de reserva durmientes y los han puesto a trabajar en la falsificación, en el aparato electrónico, en el robo de coches y en la fabricación de artefactos explosivos. No descartamos', apuntan, 'que, ante las dificultades para hacerse con nuevos explosivos, estén pensando en volver a la fabricación de amonal. Dentro del aparato militar propiamente dicho tendrán una veintena de elementos, y otros tantos o más en el aparato político y de internacional. Al frente de los aparatos hay al menos dos responsables, y a veces, tres', aseguran, 'para evitar que la caída del titular lleve consigo la neutralización de toda la actividad del grupo'.

Abuso de los 'legales'

Según estos agentes, la utilización de comandos legales (no fichados) para actuar en España resulta muy provechosa para la estructura francesa, porque impide las fugas de información. 'Los legales son formados aquí en poco tiempo; a veces, incluso en un fin de semana, y los mandan a matar sin haber conocido nada de la organización a este lado de la frontera. Antes hacían cursillos de tres meses de adiestramiento en armas y explosivos y formación política y psicológica, pero ahora parece que los jóvenes ya no tienen necesidad de esto último, porque la escuela del odio, que, como hemos visto hace poco en el caso de los ertzainas, consigue que una mujer pueda disparar a otra y rematarla en el suelo. Les mandan un liberado (dedicado en exclusiva a la organización, más adiestrado) para estimularles y orientarles, y poco más.'

Por supuesto que, a pesar de poder moverse libremente, los legales caen con frecuencia pronto porque están mal preparados técnicamente y no tienen gran cosa en la cabeza, pero por lo visto ETA tiene a muchos chavales así en reserva. 'Además', añaden esas fuentes, 'la detención de jóvenes legales siempre despierta en sus familias y en sus círculos de amistades una mayor sorpresa y adhesión emocional. Hay una interpelación social mayor que si caen liberados con 40 años a sus espaldas y un largo historial'.

El miembro de ETA Pedro María Leguina Aurre, a su llegada a España.
El miembro de ETA Pedro María Leguina Aurre, a su llegada a España.EFE

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 21 de diciembre de 2001.

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50