Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Argentina trata de evitar la suspensión de pagos tras negarse el FMI a aportar más dinero

Argentina se encontró ayer con una situación crítica al negarse el Fondo Monetario Internacional (FMI) a concederle un préstamo de 1.264 millones de dólares (235.000 millones de pesetas) previsto para diciembre, con el que el país contaba para hacer frente a sus necesidades financieras. El ministro de Economía, Domingo Cavallo, reconoció la gravedad del problema: 'Estamos negociando en el marco de una virtual convocatoria de acreedores', afirmó. El próximo viernes, Argentina necesita 900 millones de dólares para pagar los intereses de la deuda. El Gobierno dispuso que los fondos de pensiones privados queden a su disposición para las necesidades más perentorias. Cavallo tenía previsto anoche volar a Washington para lograr ayuda.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 7 de diciembre de 2001