Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El tiempo de espera de los autobuses urbanos en Jaén es el triple de la media en la comunidad

El CES arremete contra el gobierno municipal del PP por eludir su responsabilidad

El tiempo de espera de los usuarios de los autobuses urbanos en Jaén es el triple que la media andaluza, y eso a pesar de que el número de líneas es el más importante, en relación con los habitantes, de toda la comunidad. El Consejo Económico y Social (CES) de Jaén acaba de hacer público un informe demoledor donde pone al descubierto numerosas deficiencias en el servicio que presta, por concesión administrativa, la empresa Castillo. Al mismo tiempo se arremete contra el gobierno local del PP por 'desviar' su responsabilidad y dilatar una auditoría aprobada hace varios meses.

La frecuencia media de paso de los autobuses urbanos en Jaén es de 30 minutos, el triple de ciudades como Córdoba, Granada y Huelva, y aún mayor del que se da en capitales como Cádiz o Sevilla, donde la media está fijada en 7 minutos. Aunque la flota de autobuses (44) se considera adecuada, no ocurre así con el número de trabajadores. De hecho, en Jaén el número de habitantes servidos por un conductor de autobuses es más del doble que en Sevilla y Cádiz y un 65% más elevado que la media del resto de Andalucía. Según el informe del CES, que ha recabado sus datos de los ayuntamientos y los comités de empresa de las firmas concesionarias, la plantilla en Jaén es de 86 trabajadores (sólo 20 fijos), muy alejada de capitales similares como Almería (120) o Huelva (148) e incluso muy detrás de Jerez (155). Los sindicatos llevaron a cabo recientemente una huelga en la empresa de autobuses Castillo para protestar por la precariedad laboral de la plantilla.

El precio del billete ordinario, 105 pesetas, sí que está por debajo de la mayoría de capitales andaluzas, pero no así la tarifa del bonobús (745 pesetas), que está en los mismos niveles. 'Estamos, por tanto, ante una bondad a medias, pues más del 60% del importe que se recauda por el servicio se recibe a través del bonobús', indica José Moral, ponente del informe del CES. Además, el incremento del billete ha superado el 23% en los dos últimos años, y eso con el añadido de una subvención municipal que, en el último año, fue de 140 millones de pesetas. El pliego de condiciones de la concesión administrativa prevé incluso que el Ayuntamiento garantizará a la empresa, en caso de pérdidas, un equilibrio financiero del 16% industrial.

Todo esto ha llevado al CES a criticar al gobierno local del PP por su falta de control ante la deficiente situación del servicio. 'Es éste un fenómeno social con el que se debe contar, pero nunca servirse de él para desviar la responsabilidad municipal y empresarial', se indica a modo de conclusión.

El informe también examina la situación del servicio del taxi, destacando que Jaén está a la cola de Andalucía en la ratio taxi/habitantes, que la Junta de Andalucía estima en un mínimo de 1,2 por mil en ciudades de más de 100.000 habitantes. En Jaén hay un taxi por casi 1.027 habitantes, con lo cual la ratio es de 0,97, muy por debajo de la de Sevilla (3,08), Málaga (2,50), Granada (1,96), Almería (1,56) o Córdoba (1,30). El CES pide que se eleve el número de licencias de las 109 de la actualidad hasta las 134 que corresponden en función a la población. Ni siquiera la entrada en servicio del servicio de radio taxi parece haber mejorado el grado de satisfacción de los usuarios, ni tampoco de los propios taxistas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 7 de diciembre de 2001