Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL | 15ª jornada de la Liga

El Villarreal estudia demandar al Levante por la lesión de Palermo

El delantero estará de baja entre cuatro y seis meses al caerle encima un muro del estadio y romperle una pierna

El Villarreal se ha planteado demandar al Levante y a la Federación Española tras la grave lesión que sufrió Martín Palermo en el partido de la Copa del Rey disputado el jueves. A Palermo se le cayó encima un muro de ladrillo que le rompió la tibia y el peroné y estará de baja entre cuatro y seis meses. 'Estudiamos pedir responsabilidades al propietario del campo [el Levante] y al organizador de la competición [la Federación]', dijo el abogado del Villarreal. El Levante lamentó la lesión 'fortuita e incluso tonta' al 'abalanzarse el jugador contra las vallas'.

'Martín [Palermo] es un hombre fuerte. Loreta, su novia, estuvo con él toda la noche. Ha pasado ya por trances muy duros y hoy [por ayer] está bastante entero, aunque, claro, tenía muchas expectativas de triunfar aquí para ir al Mundial'. Manuel Llorca, el jefe de prensa del Villarreal y buen amigo suyo, describía así el estado de ánimo del goleador argentino, de 28 años, que ya se rompió el ligamento de la rodilla derecha el 13 de noviembre de 1999. Entonces era jugador del Boca Juniors y estuvo seis meses de baja, lo que frustró su fichaje por el Lazio.

Claro que aquella lesión se la produjo en una acción del juego, persiguiendo la pelota. Esto es distinto. Mucho más grave. Se le cayó encima un muro del estadio Ciudad de Valencia en el momento en que celebraba el gol que acababa de marcar. Corría el minuto 8 de la prórroga y envió un zurdazo a la red. No marcaba desde la novena jornada de la Liga, ante el Betis. De ahí, que su júbilo le llevara a acercarse a las vallas de detrás de la portería del Levante, donde se apiñaba una veintena de seguidores del Villarreal. Palermo se abrazó a ellos y a otros compañeros hasta que la pared, de un metro de altura y recubierta de publicidad, se desplomó y le rompió la tibia y el peroné de la pierna derecha. Otros jugadores se salvaron por los pelos. Palermo estará de baja entre cuatro y seis meses, según el cirujano que le operó en la madrugada de ayer, Enrique Gastaldi.

'Estamos jodidos', dijo Craioveanu. 'Si se juntan 3.000 personas en esa valla, la tragedia habría sido mucho mayor', añadió el delantero rumano del Villarreal, club que quiere que el Levante se haga cargo del perjuicio económico que le va a causar la pérdida durante tanto tiempo de su jugador bandera, por el que pagó 1.600 millones de pesetas al Boca. 'Vamos a ver qué tipo de seguro de responsabilidad civil tiene el Levante', apuntó ayer José Manuel Llaneza, consejero delegado del Villarreal, que mañana visitará al Celta. El caso lo lleva el prestigioso letrado Juan de Dios Crespo, especialista en derecho deportivo.

'En el Villarreal nos hemos gastado una fortuna para cumplir las normas de la Liga de Fútbol, pero vemos que otros clubes no cumplen las exigencias básicas', añadió otro portavoz del club castellonense. La Liga de Fútbol, que ha invertido 30.000 millones en acondicionar los estadios de Primera y Segunda, aseguró ayer que no era responsabilidad suya lo acontecido en el Ciudad de Valencia, construido en 1970. Sin embargo, la Ley del Deporte, de 1993, considera una infracción muy grave 'las deficiencias en las instalaciones que signifiquen un riesgo para las personas'.

La Dirección de Espectáculos de la Generalitat valenciana ya denegó el pasado verano la celebración en ese recinto de un recital del cantante Alejandro Sanz aunque, finalmente, terminó celebrándose a instancias del gabinete de la Presidencia.

'Fortuita, incluso tonta'

El Levante levantó el muro causante de la desgracia de Palermo antes del primer partido de la pasada Liga, frente al Atlético, y ayer por la mañana volvio a alzar el pequeño tabique sin dar opción a que se comprobara la calidad y la seguridad del material empleado en su anterior construcción.

Luego, en un comunicado, el club azulgrana expresó anoche su 'apoyo y solidaridad al club hermano Villarreal por la lesión producida de manera tan fortuita, e incluso tonta, por un jugador tan importante'. También resaltó que el accidente se produjo cuando el futbolista 'se abalanzó contra las vallas de publicidad estática sujetas al muro de seguridad establecido al efecto oportuno, lo que motivó que los aficionados también se abalanzaran contra esa pared, produciéndose una rotura parcial de la misma y la lesión de Palermo'.

El presidente levantinista, Pedro Villarroel, es uno de los propietarios de Cofiser, empresa dedicada a actividades tan variopintas como la compraventa de futbolistas o la recaudación de impuestos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 1 de diciembre de 2001