Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Junta y Gobierno retoman el diálogo de las transferencias con una reunión el próximo día 10

La policía autónoma no está entre los temas prioritarios y se añadirá como un segundo escalón

Tras el acuerdo de financiación con las autonomías alcanzado por el Gobierno central antes de las vacaciones estivales, el Ejecutivo andaluz considera que ha llegado el momento de desbloquear los traspasos pendientes sobre algunas reivindicaciones históricas, como es el caso de las políticas activas de empleo y la gestión del INEM, una aspiración que para el consejero Gaspar Zarrías es algo 'sangrante' que venga demorándose desde el año 1986. 'No tiene ninguna explicación a no ser que haya alguna mano negra, o en este caso mejor una boca negra', ironizó el consejero en clara alusión al secretario general del PP, Javier Arenas.

El consejero de Presidencia mantuvo ayer un contacto telefónico con el ministro Jesús Posada para acordar la reanudación de las conversaciones, que se oficializará en la reunión que ambos mantendrán el próximo día 10 de septiembre. La intención de la Junta es celebrar a principios de octubre la reunión de la comisión mixta de transferencias donde se acuerde la cesión de las políticas activas de empleo. El Gobierno andaluz quiere que esta reunión se celebre en Sevilla por el enorme significado político que el tema tiene. 'Esta reivindicación es fundamental para poder seguir avanzando más rápidamente en la lucha contra el paro', subrayó Zarrías, quien recordó que la Junta ya ha dado el primer paso al crear el Servicio Andaluz de Empleo.

Financiación

No obstante, antes de que llegue esa cita es preciso la convocatoria de otra comisión mixta de transferencias con carácter general para todas las comunidades con el fin de ratificar el acuerdo de financiación del Consejo de Política Fiscal y Financiera, así como para dar luz verde a la cesión de tributos a las autonomías.

Con todo, el consejero Zarrías llevará al Consejo de Gobierno del próximo martes un informe detallado sobre el estado en el que se encuentran un amplio listado de transferencias que la Junta considera necesarias. Zarrías, que ha pedido también comparecer ante la comisión de Desarrollo Estatutario del Parlamento Andaluz para explicar este tema, avanzó ayer cuatro cuestiones prioritarias para el Ejecutivo de Manuel Chaves: las políticas activas de empleo, las prestaciones asistenciales en el Instituto Social de la Marina, la ampliación de medios en los servicios de Justicia y la transferencia de las políticas y obras hidráulicas que discurran por territorio andaluz, en especial las que asume la Confederación Hidrográfica del Sur.

En un segundo escalón preferencial, la Junta pretende introducir en las negociaciones el desarrollo de la futura policía autonómica, aunque en este caso Zarrías abogó por mantener antes un 'debate sosegado' y alcanzar un consenso en el Parlamento.

El consejero de Presidencia confía en que el reinicio de las negociaciones con el Gobierno central no se vea afectado por el clima de confrontación política que en Andalucía mantienen los dos partidos mayoritarios, PSOE y PP. 'Este tema hay que alejarlo de cualquier tipo de montaje, y creo que el ministro de Administraciones Públicas lo tiene claro', enfatizó Zarrías quien, en compañía del rector de la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA), José María Martín Delgado, clausuró ayer en la sede Antonio Machado de Baeza (Jaén) el curso de verano sobre Política y economía en la época de la globalización.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 1 de septiembre de 2001