Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Atlético cierra la pretemporada con una goleada

El Atlético de Luis Aragonés marcha. Sin exageraciones. Pero marcha. El equipo parece haber cogido el tono y ha despedido la pretemporada goleando al Badajoz (1-4), uno de esos rivales con los que se va a encontrar en el campeonato y al que fulminó con enorme autoridad Lo hizo, principalmente, cuando tiró del manual del contragolpe. Entonces se lo pasó de vicio. Marcó Fernando Torres, lo que no es precisamente noticia. Y menos noticia es que su acción estuviera llena de gestos magníficos. El de acunar el balón, que voló desde el centro del campo, en su pie izquierdo, para dejarlo muerto, presto para el lanzamiento; o su definición, con la diestra, al palo contrario, con un toque sutil.

Pero el Atlético fue más que Fernando Torres. Fue Stankovic en su mejor versión; fue una defensa ágil, segura, que sólo tuvo problemas a balón parado. Cuestión de ajuste, se supone. Así llegó el gol del Badajoz, el momentáneo empate, en el minuto ocho, cuando una falta lanzada por Txutxi superó al Mono Burgos. La igualada, que duró hasta el descanso, se encargó de romperla Stankovic al rematar con la derecha un envío desde el lateral. A partir de ahí se vio al mejor Atlético, feliz al contragolpe. Llegaron otros dos goles, de Roberto -magnífico de ejecución- y de Correa, que redondearon una goleada que promete.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 20 de agosto de 2001