Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Diputación abre un tramo del corredor del Cadagua con 5.700 millones de coste

La Diputación vizcaína abrirá el martes uno de los últimos tramos del corredor del Cadagua, un proyecto viario de 32 kilómetros para mejorar la comunicación de la comarca de Las Encartaciones y la conexión con los pueblos limítrofes de Burgos. Desde la próxima semana se dispondrán de casi cinco kilómetros más de autovía a la altura de Sodupe, una obra que ha costado casi 5.700 millones de pesetas. Este vial evitará el paso por el municipio de más de 16.000 vehículos al día.

El corredor del Cadagua es uno de los proyectos más complicados de la Diputación, tanto por su coste como por las dificultades técnicas derivadas de la orografía de Las Encartaciones. Empezó a ejecutarse por tramos en 1989 y, si se cumple la última previsión, estará concluido en 2007. Su construcción es vital para mejorar las comunicaciones en esta comarca, la que más problemas tiene en Vizcaya, y facilitar el tránsito hacia municipios de Burgos como Villasana, Villarcayo o Medina.

Actualmente el corredor está disponible entre las localidades de Güeñes y Balmaseda, a lo que a partir del martes se unirá el tramo Sodupe-Artxube, de poco más de 4,7 kilómetros de longitud. Las obras se iniciaron a principios de 1999 y se han prolongado durante dos años y medio. Este tramo es uno de los más complicados del corredor, ya que ha obligado a habilitar dos túneles y otros tantos viaductos, a lo que se ha unido la ejecución de una parte importante del vial a media ladera con terraplenes que superan los 70 metros.

Su puesta en marcha, además de desahogar la afluencia de vehículos por este barrio del municipio de Güeñes, mitigará los atascos que se forman los fines de semana por la gran afluencia de vehículos hacia Burgos. El último estudio oficial de la Diputación foral de Vizcaya revela que por la actual carretera transitan cada día más de 16.000 vehículos.

Con el tramo que se abre el martes, sólo quedan dos viales más para completar el corredor del Cadagua. El primero es la variante de Alonsotegi, que requerirá una inversión cercana a los 10.000 millones y dispone ya de proyecto. Aunque en su momento se barajó iniciar las obras el próximo año, todavía no se ha definido definitivamente la manera de financiarlo. El segundo vial pendiente es el que unirá Zaramillo y Sodupe, cuyo proyecto de ejecución se encuentra todavía sin redactar.

El Plan de Carreteras de la Diputación fijaba la finalización del corredor del Cadagua para la próxima década. Sin embargo, el diputado foral de Obras Públicas José Félix Basozabal alcanzó hace varios meses un compromiso con los alcaldes de Las Encartaciones para adelantar la conclusión para 2007.

Si esta fecha se cumple, la construcción de los 32 kilómetros del corredor habrá requerido casi 20 años. La Diputación de Vizcaya aduce que la difícil orografía de la zona, que ha requerido la construcción de los viales entre las laderas de los montes para evitar los cascos urbanos, supone una gran inversión que ha obligado a acometerlo por fases. Según los últimos cálculos forales, cada kilómetro construido habrá supuesto un desembolso de cerca de 900 millones de pesetas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 23 de julio de 2001