Llamazares acepta que la aproximación a IC-V sea lenta para no romper EUiA

El coordinador general de Izquierda Unida (IU), Gaspar Llamazares, dejó ayer claro en Barcelona que la aproximación que propugna hacia Iniciativa per Catalunya-Verds (IC-V) será lenta y que los plazos los fijarán sus socios en Cataluña de Esquerra Unida i Alternativa (EUiA). A pesar de que la dirección de IU desearía llegar a acuerdos con IC-V cuanto antes para mostrar que la coalición ha dejado atrás su fase de declive, Llamazares ha comprobado en su visita a Cataluña que forzar la máquina en esta dirección podría hacer saltar a pedazos EUiA.

EUiA nació en 1998 a partir de una escisión de Iniciativa, y, tras el pasado ciclo electoral, ambas formaciones han vuelto a situar en el horizonte la posibilidad de un reencuentro, aunque sólo electoral. El proceso, no obstante, se encuentra en una fase embrionaria. Iniciativa está abierta al diálogo, pero quiere que EUiA, el referente catalán de IU, resuelva primero sus conflictos internos.

Dentro de EUiA, el Partit dels Comunistes de Catalunya (PCC) lleva meses tratando de aproximar a la coalición hacia Iniciativa, una posibilidad que provoca grandes recelos en el PSUC Viu y otros grupos pequeños de EUiA. No obstante, el coordinador general de EUiA, Jordi Miralles, afiliado al PCC, ha decidido abrir finalmente el debate con cautela y llevará al consejo nacional que EUiA celebrará el sábado una propuesta para pedir una entrevista con el presidente de IC-V, Joan Saura.

Miralles y el PCC han aceptado también que los plazos sean lentos para no violentar al PSUC Viu. La moción que el sábado aprobará EUiA se limita a proponer la apertura del diálogo con IC-V para 'normalizar' las relaciones, sin formular aún propuestas más explícitas. El texto de Miralles tiene el aval de la comisión nacional (ejecutiva) de EUiA, que la aprobó el miércoles con el apoyo del 78% de sus miembros.

Quejas

Llamazares, que ayer participó en Barcelona en un acto sobre la globalización, dejó claro su deseo de impulsar en Cataluña la 'recomposición' de la izquierda y que EUiA desempeñe un papel activo en la 'nueva etapa de la izquierda frente al pujolismo'. Eso sí, fue muy cuidadoso en subrayar que será EUiA la que 'decidirá los ritmos, el calendario y el método', aunque dio por hecho de que se avanzará en la misma dirección que él propugna.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

En la noche del miércoles, Llamazares tuvo que escuchar amargas quejas de la ejecutiva del PSUC Viu sobre la presión que ejerce IU para que sus socios catalanes lleguen a acuerdos con Iniciativa. Llamazares cenó con la ejecutiva del PSUC Viu en un céntrico restaurante de Barcelona y el encuentro se prolongó hasta cerca de las tres de la madrugada: fueron casi seis horas intentando convencer al líder de IU de que apretar el acelerador resquebrajaría la unidad de EUiA y tendría la oposición del PSUC Viu.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS