_
_
_
_
Reportaje:

La integración de 150 subsaharianos

La patronal vallesana CECOT intenta dar trabajo a los inmigrantes que vivieron al raso en la plaza de Catalunya

Por una vez, la patera ha llegado a buen puerto y un grupo de 150 subsaharianos que durante meses vivieron al raso en la plaza de Catalunya tendrán muy pronto un empleo y, en consecuencia, papeles que les convertirán en ciudadanos legales de este país.

El hada madrina, transformada en la Secretaría de Inmigración de la Generalitat, ha encargado a la patronal vallesana CECOT y a la ONG Cáritas hacer realidad los sueños de estos inmigrantes, que llegaron a Cataluña en busca de un trabajo y una vida digna.

La CECOT ha empezado estos días las entrevistas personales para obtener un perfil profesional de cada individuo y poder orientarle hacia el sector para el que esté más preparado. Según la responsable de la bolsa de trabajo de la patronal, Paola Sancho, se trata de personas con formación muy diversa que va desde el sector textil al metal o la construcción, entre otros. También hay inmigrantes sin ninguna formación específica e incluso estudiantes.

Más información
'Id a Barcelona'

Durante los últimos meses todos los afectados han estado viviendo en albergues, que les ha proporcionado el Ayuntamiento de Barcelona, y han aprendido castellano y catalán para facilitar su integración social y cultural.

Según Paola Sancho 'la tramitación de estos permisos de trabajo será inmediata, cuestión de días, una vez reciban la oferta de trabajo'. Según Sancho, esta circunstancia facilitará mucho las cosas a los empresarios, que habitualmente tienen que esperar 'entre tres o cuatro meses' desde el momento en que se solicita sus servicios hasta que el trabajador extranjero acude a su puesto de trabajo.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

La CECOT continuará las próximas semanas realizando entrevistas personales al grupo de 150 inmigrantes, aunque ya se han derivado algunos subsaharianos hacia empresas determinadas cuando ha encajado el perfil laboral.

No es la primera vez que la CECOT actúa en el campo de la inmigración, de hecho esta patronal se ha convertido en un punto de referencia para muchos organismos y entidades en materia de contratación de extranjeros. Desde hace años, la CECOT defiende la contratación en el país de origen de los inmigrantes y en función de las necesidades detectadas en España, donde falta mano de obra especializada en los sectores tradicionales, especialmente en el sector del metal.

Paralelamente, desde este organismo se plantean soluciones para acoger a los inmigrantes que ya están en nuestro país, como es el caso de los 150 subsaharianos o el colectivo que se encerró en las iglesias este año para reclamar trabajo digno.

En referencia al grupo de extranjeros que se concentró en las parroquias a principios de año, la CECOT también está buscando trabajo a 49 magrebíes, gracias a un acuerdo con la ONG Iniciatives Solidàries. El proceso es el mismo que para los subsaharianos, se realiza una entrevista personal y se introduce el currículo en la bolsa de trabajo de la patronal, que tiene más de 7.500 empresas asociadas. La diferencia es que estos trabajadores no tendrán la misma agilidad burocrática y los permisos de trabajo tardarán unos dos meses, después de formalizarse la oferta de trabajo. Además, todos los contratos de este colectivo deben tener una duración mínima de 12 meses porque es una condición imprescindible para obtener los papeles.

Por otra parte, la patronal tiene previsto firmar un acuerdo con cinco países para seleccionar a los trabajadores en origen en función de los déficit de mano de obra que hay en Cataluña.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_