Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El parque de Los Alcornocales, elegido el mejor bosque de España

El Parque Natural de los Alcornocales, que ocupa unas 170.000 hectáreas en las provincias de Cádiz y Málaga, ha sido elegido el mejor bosque de España por un jurado, formado por especialistas en el medio ambiente, reunidos por la revista Biológica. En la elección de los Alcornocales, el tercer parque más extenso de todos los andaluces, pesó su riqueza vegetal, pues cuenta con una superficie de 120.000 hectáreas de alcornocal, que representan casi la mitad del territorio poblado por esta especie en la comunidad (hay un total de 245.000 hectáreas) y está considerado uno de los conjuntos mejor conservados del continente europeo.

Además en el parque conviven otras especies como quejigos, robles enanos, encinas, acebuches, fresnos, olmos, sauces y alisos que, en conjunto, conforman un 'bosque relicto nada típico de las latitudes en que se encuentra', según recoge la revista Al día, de la Consejería de Medio Ambiente. El parque de Los Alcornocales es una herencia de la etapa en la que predominó un clima tropical en la Península Ibérica, que no se vio afectado por las posteriores glaciaciones que cubrieron la mayor parte de la superficie europea.

El jurado, entre los que se encontraban el biólogo Miguel Delibes de Castro, la directora general de Conservación de la Naturaleza, Inés González, el ecologista Isaac Vega, el fotógrafo José Manuel Reyero y el naturalista Joaquín Araújo, se decantó por el Parque Natural de Alcornocales de forma mayoritaria, por delante del hayedo de Irati, en Navarra, el bosque de laurisilva del Parque Nacional de Garajonay, en La Gomera, o el pinar de Valsaín, en Segovia. Otros de los espacios naturales de Andalucía votados fueron el pinsapar de la sierra de Grazalema, en Cádiz, y los pinares de la sierra de Cazorla, en Jaén.

Desarrollo sostenible

El Parque Natural de Los Alcornocales cuenta con un plan de desarrollo sostenible, aprobado por el Consejo de Gobierno, que contempla una serie de medidas para ordenar el medio natural, diversificar las estructuras económicas locales, formación de recursos humanos, investigación y desarrollo de infraestructuras y recuperación del patrimonio histórico, entre otras. Este plan, que afecta a 16 municipios gaditanos y Cortes de la Frontera, en Málaga, prevé la recuperación de zonas forestales afectadas por la seca del alcornocal, que representa una de las actividades económicas tradicionales de la zona con el aprovechamiento del corcho.

Además, contempla la construcción de depuradoras de aguas residuales, la incorporación de las nuevas tecnologías a la gestión de explotaciones agrícolas y ganaderas, la promoción de la igualdad de género a través de la inserción laboral de la mujer y la organización de campañas de promoción de los recursos naturales con el objetivo de impulsar actividades emprendedoras relacionadas con el aprovechamiento sostenible.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 6 de abril de 2001