TEATRO

Cristina García y Pep Ricart ganan los galardones a la interpretación

La gala de los Premio de las Artes Escénicas de la Generalitat, celebrada anoche en el teatro Principal de Valencia y retransmitida por Punt Dos, respondió al guión también sugerido y pactado por los distintos colectivos de profesionales. Tras los agradecimientos y dedicaciones correspondientes, la mayoría dedicó unas palabras a criticar lo que consideran una deficiente política por parte de la Generalitat y también de los municipios, como el de Valencia, o a reivindicar el trabajo de los profesionales valencianos. Por ejemplo, Jaume Policarpo demandó atención a la 'belleza' de los profesionales valencianos y no sólo a las estrellas contratadas de fuera como Irene Papas o Robert Wilson; Pep Ricard recordó que el 66% de actores y actrices valencianos no ha trabajado nunca en producciones de la Generalitat, y otros recordaron que muchos se han de marchar de Valencia para trabajar.

Las protestas marcaron así el discurrir de la sobria y a veces divertida gala dirigida por Rafa Calatayud y presentada por Eduard Forés y Carmen García, que contó con representaciones de los montajes Cacao, de Dagoll Dagom y Varietés a la cuina, de Moma Teatre. La subdirectora de Cultura, Consuelo Ciscar, y la concejal de Cultura de Valencia, María José Alcón, fueron las principales representantes políticas que recibieron las críticas.

En el primer Día Mundial del Teatro del milenio, los premios recayeron de manera principal en dos espectáculos, uno de los cuales, Nascuts culpables, fue el triunfador de la noche. El galardón al mejor espectáculo de producción local se lo llevó este montaje, un espléndido trabajo de Moma Teatre, dirigido por Carles Alfaro y Joaquim Candeias, que reproduce mediante una sabia disposición de grabaciones videográficas una decena de testimonios de descendientes de jerarcas de la Alemania nazi marcados por la culpa, o su exculpación, de una vivencia inolvidable. Esta obra recibió también el premio a la mejor dirección escénica para el propio Carles Alfaro.

Hay un pícaro en el corral, montaje muy divertido de Mar Gómez, que fusiona la danza contemporánea con el mundo de la picaresca española, recibió el premio al mejor espectáculo de danza y a la mejor dirección coreográfica, además del de la mejor intérprete de danza para María Josep Soler, mientras que Enric Benavent se alzó con el galardón al mejor texto por Vodevil, una inteligente comedia llena de implicaciones mayores estrenada en el teatro Talía.En lo que respecta al trabajo actoral, durante la gala anual de las Artes Escénicas, Pep Ricart obtuvo el galardón correspondiente por su trabajo en Novecento, mientras que Cristina García fue la actriz galardonada en esa categoría por el multipremiado Nascuts culpables. En otros apartados, el diseñador Francis Montesinos fue premiado por su vestuario para El lago de los cisnes, al grupo de percusión Amores se le premió por Fénix, de Vicente Sáez (sin duda la gran derrotada de estos premios), y Jaume Policarpo recibió el galardón a la mejor escenografía por Follow Me.

El grupo catalán Els Joglars se llevó el premio al mejor espectáculo de producción foránea que se ha representado en los escenarios valencianos por su Daaalí. La Tarumba obtuvo el Micalet a la mejor contribución teatral de tipo amateur, y, en fin, el Pedro del Río destinado a distinguir la trayectoria de toda una vida en el teatro recayó sobre Vicente Gregori, un bailarín de Alicante.

Colección Max Aub

Por otra parte, los autores teatrales ganadores del premio Max Aub al mejor texto o versión, modalidad incluida en los Premios de las Artes Escénicas 2001 de la Generalitat Valenciana, verán publicadas sus obras en una colección que editará Teatres de la Generalitat Valenciana y que ayer se presentó con la presencia de la hija del gran escritor Max Aub, Elena Aub.

El director de Teatres de la Generalitat, Jaime Millás, anunció que los dos primeros textos editados son Adultos de Eduardo Zamanillo, galardonado el año pasado, y La puta enamorada, de Chema Cardeña, que recibió este premio en 1999. La obra teatral L'altre de Paco Zarzoso y Un sopar de dimecres, de Ximo Llorens, serán los próximo títulos. Esta colección, bajo el título de Biblioteca Teatral Premis Max Aub, pretende 'mostrar la buena salud de la escritura teatral valenciana', según manifestó Millás, quien ratificó el 'apoyo a los dramaturgos' desde la Generalitat Valenciana.

Zamanillo y Cerdeña agradecieron las publicaciones, si bien éste último pidió que el premio Max Aub se divida en dos categorías, 'una para el mejor texto original y otra para la mejor adaptación'.

'No es justo hacer una categoría única, porque a veces una adaptación o una traducción ha quitado el premio a un texto original, y son cosas muy diferentes', afirmó.

La presentación de la colección Biblioteca Teatral Premis Max Aub coincidió con la celebración del Día Internacional del Teatro y la entrega de los Premios de las Artes Escénicas de la Generalitat en los que los espectáculos teatrales Nascuts culpables, Novecento, El pianista de l'oceá y A poqueta nit, y las producciones de danza Hay un pícaro en el corral, Fenix y d.c.(annus Domini) fueron los títulos que más nominaciones habían reunido.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción