NOTICIAS DE LA EDICIÓN INTERNACIONAL DE EL PAÍS

El Senado de Bolivia rechaza el desafuero del ex ministro Guiteras

El Senado de Bolivia ha negado a privar de sus fueros al ex ministro de la Presidencia y senador oficialista Walter Guiteras para que asuma su defensa en el proceso judicial en su contra iniciado por el empresario Raúl Garafulic. La decisión unánime del Senado de rechazar el pedido de desafuero de la juez Aida Luz Maldonado fue recibida por la ciudadanía con duras críticas y protestas.

Garafulic, presidente del más importante grupo multimedia de Bolivia, entabló una demanda judicial por daños y perjuicios contra Guiteras, que lo acusó ante una Comisión del Senado formada a petición suya, de una serie de delitos presuntamente cometidos por el empresario, pero no aportó pruebas. Guiteras formuló las denuncias, que fueron probadas falsas documentalmente por Garafulic, después de que uno de los periódicos del grupo hizo pública la denuncia por malos tratos que la esposa de Guiteras supuestamente presentó ante una comisaria policial de La Paz y, días más tarde, por el presunto soborno a efectivos policiales para acallar el escándalo, que se derivó en su renuncia al Ministerio de la Presidencia.

La Comisión del Senado elabora un informe en base a las indagaciones y declaraciones de los implicados en el caso Guiteras que, sin embargo, será conocido dentro de diez años, según anunció a la prensa local el presidente de la Comisión, senador Reynaldo Venegas. Venegas explicó que la decisión de negar el desafuero, durante una sesión reservada del Senado, se basó en la aplicación del artículo 52 de la Carta Magna, que establece que en materia civil los parlamentarios no podrán ser demandados. Según el senador, la juez no debió abrir causa contra Guiteras y puede ser ahora disciplinada por el Consejo de la Judicatura al haber transgredido la Constitución. La juez Maldonado dijo que no ha recibido aún la respuesta oficial a su pedido de desafuero y que considera que ha actuado correctamente.

Guiteras había proclamado su voluntad de asumir su defensa, despojado de sus fueros, a los que iba a renunciar voluntariamente, para probar su inocencia y demostrar que no es capaz de golpear a una mujer.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 06 de marzo de 2001.

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50