Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La izquierda movilizará a sus ediles contra la Ley de Estabilidad Presupuestaria

Tratar de imponer a los ayuntamientos el equilibrio entre ingresos y gastos, o déficit cero, supondría la 'asfixia' de las corporaciones y, sobre todo, la reducción drástica de servicios a los ciudadanos. Esta razón la esgrimen PSOE e IU para oponerse frontalmente a la anunciada Ley de Estabilidad Presupuestaria, que afecta a ayuntamientos y comunidades autónomas, por lo que sus alcaldes y concejales promoverán acciones contra ella en forma de mociones y manifiestos ciudadanos. En vez de esta ley, lo que ambos partidos demandan es un Pacto Local que asegure una financiación adecuada, tal y como se hace con las autonomías.

Álvaro Cuesta, responsable de ciudades y poder local del PSOE, analizó ayer con las dirigentes de IU Inés Sabanés, portavoz del Ayuntamiento de Madrid, y Rosa Aguilar, alcaldesa de Córdoba, la relación política que mantienen ambas formaciones en los ayuntamientos, una colaboración que comenzó hace dos años cuando suscribieron pactos para gobernar en ochenta ayuntamientos, que abarcan a cinco millones de ciudadanos.

'Los acuerdos van bien, pero pueden ir mejor', señalaron tanto Cuesta como Aguilar, que acordaron establecer mecanismos de coordinación estables, con una periodicidad cuatrimestral.

Pero ahora hay acciones conjuntas que van a abordar de manera inmediata, y lo primero será una campaña en contra de la Ley de Estabilidad Presupuestaria. 'Es una ley de imposible cumplimiento y un auténtico zarpazo a la vida municipal por parte del Gobierno que al pretender imponer el déficit cero a las arcas municipales obligará a la supresión de servicios que actualmente se efectúan con gran dificultad', expuso Cuesta.

El diagnóstico es coincidente entre el PSOE e IU. Los ciudadanos demandan de sus ayuntamientos muchos servicios que en principio corresponderían a la comunidad autónoma o a la Administración central. La urgencia ha hecho que de manera provisional las corporaciones locales empezaran a hacer frente a las demandas hasta convertirse en algo cotidiano.

El rechazo a la Ley de Estabilidad Presupuestaria lo vinculan el PSOE e IU con su demanda de un Pacto Local, suscrito por todos los partidos y a la manera de los pactos autonómicos, para dar seguridad a los ayuntamientos con planes cerrados de varios años que les doten de recursos fijos. El PSOE desarrollará en solitario su propia estrategia en pro de este Pacto Local, aunque tendrá en IU un principal interlocutor.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 1 de febrero de 2001

Más información

  • PSOE e IU demandan un Pacto Local