Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un guerrista y un renovador compiten por la dirección del PSOE de Madrid

La carrera por la secretaría general de la Federación Socialista Madrileña (FSM), cuyo congreso comienza el próximo viernes, entra en su recta final con cinco aspirantes, pero con la decantación de las familias por el renovador José Antonio Díaz o el guerrista Rafael Simancas. También hay dos aspirantes a la secretaría general de las Juventudes Socialistas de España en su congreso que hoy comienza. El valenciano Herick Campos se perfila como ganador, en tanto que el andaluz y diputado nacional Rafael Velasco decidirá hoy si le disputa el puesto.

Las familias del PSOE madrileño han empezado a actuar para conseguir que el candidato que respaldan salga adelante. Si sus intenciones triunfan, se pondrá de manifiesto que en el socialismo madrileño se actúa de manera estructurada o por bloques en detrimento de los candidatos que se han presentado con la bandera de la autonomía, como Jesús González Amuchástegui, apoyado por notables del partido, como el rector Gregorio Peces Barba, que no tienen votos en las agrupaciones. Esos candidatos autónomos se fijaron como objetivo superar la política de familias, pero no lo han conseguido. Pero no todo es igual que en el pasado ya que en este proceso se están produciendo trasvases de significados renovadores (alcaldes y concejales) al candidato guerrista, un concejal de Madrid, Rafael Simancas, que se ha caracterizado por trabajar mano a mano con concejales renovadores para hacer la oposición de José María Álvarez del Manzano.

También el lenguaje ha cambiado ya que todos los candidatos se presentan con la voluntad de superar las etiquetas y se sienten capaces de integrar y representar a todos los militantes. No obstante, el candidado Amuchástegui es el único que empezó esta carrera en solitario dirigiéndose exclusivamente a los delegados y apelando a su libertad de voto.

A la ejecutiva federal la unión de José Antonio Díaz (vicerrector de la UNED al que propusieron los renovadores por la base y al que se han unido dirigentes de la renovación clásica) y Amuchástegui les hubiera parecido bien aunque en aras de preservar su "neutralidad" en las últimas horas miembros de la dirección aseguran que el guerrista Rafael Simancas es un candidato igualmente idóneo. Pero al lado de los discursos nadie abandona el lápiz y la calculadora para puntear al lado del nombre de cada uno de los 634 delegados su posible intención de voto. Los partidarios de Díaz y de Simancas se atribuyen la victoria.

El triunfo del aspirante a la secretaría general de las Juventudes Socialistas de España, Herick Campos, casi nadie lo ponía en duda hasta hace unas horas salvo que el andaluz Rafael Velasco decida plantear batalla y presentarse como "candidato de consenso", lo que decidirá y anunciará este mediodía. El secretario general saliente, José Manuel Caballero, abandona el puesto satisfecho no sólo por haber abierto brecha en la representación de los jóvenes en puestos institucionales de municipios, autonomías e incluso en el Parlamento nacional sino por el cambio de orientación que ha tomado esta organización. Durante la etapa de Gobierno del PSOE, la rama juvenil socialista languideció por cuanto que su labor reivindicativa quedó supeditada a la defensa de la gestión del Gobierno. Caballero asegura que las JSE tienen asumido que su trabajo y su deber está en la defensa de los intereses de los jóvenes. El todavía secretario general resta importancia a que pueda haber dos candidatos y compara sus congresos con los del PP. "Parece que Aznar ha hecho un casting de varias chicas y ya ha decidido, según hemos leído en la prensa, quien será la presidenta de Nuevas Generaciones en un congreso que se celebrará en enero".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 18 de noviembre de 2000

Más información

  • Las Juventudes Socialistas inician hoy su congreso con dos aspirantes