Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Gran Premio de Brasil

Roberts busca sentenciar en Río

Al estadounidense le puede valer el 6º puesto para coronarse campeón de 500cc en el mismo escenario en que lo hizo Crivillé el año pasado

Emular a su padre

MÁS INFORMACIÓN

El mismo circuito que vio coronarse como rey de 500cc a Àlex Crivillé hace 12 meses puede convertirse hoy en escenario de su sucesión. El estadounidense Kenny Roberts sólo necesita quedar entre los seis primeros del Gran Premio de Río (TVE y Eurosport, a partir de las 15.15 horas) para proclamarse campeón del mundo, un resultado más que asequible para él esta temporada. En caso de conseguirlo, Roberts será el primer piloto que emula a su padre y conquista el título de la categoría reina.La ventaja con la que el piloto estadounidense de Suzuki afronta esta 13ª carrera del curso la convierte prácticamente en un trámite. Sus 66 puntos de renta sobre el segundo, el italiano Valentino Rossi (Honda), cuando sólo quedan 75 en juego -25 por cada victoria- hacen que la cita de hoy en Jacarepagua sea vista por todo el mundo como parte de la cuenta atrás de Roberts hacia el título. Todo el mundo está convencido de que el número uno es suyo. Sólo falta saber cuándo y dónde lo certificará. "Estoy seguro de que Kenny será campeón esta tarde", dijo el italiano Rossi, reconociendo la situación.

Resulta muy factible que la celebración sea esta misma tarde. Acabar entre los seis primeros es un objetivo fácil para Roberts, que sólo ha acabado en una posición peor que ésa en una ocasión este año, en Holanda, cuando se cayó y se quedó sin puntuar. Pero siempre que ha visto la bandera a cuadros lo ha hecho entre los seis primeros, y además se ha revelado como un maestro en el arte del control y la administración de la ventaja. Ese argumento está a punto de darle el título.

Durante el fin de semana en Río, el casi campeón se ha mostrado muy tranquilo. "No voy a salir con la obsesión de quedar sexto", ha dicho. "Será mucho mejor que afronte esta carrera como cualquier otra y que no haga nada diferente de lo que he hecho a lo largo del campeonato". En las 12 pruebas anteriores, ha subido al podio en ocho ocasiones, de las que ha ganado tres (Malaisia, Jerez y Cataluña).Roberts se clasificó sólo séptimo en los últimos entrenamientos de ayer y, por tanto, partirá desde la segunda fila de la parrilla de salida. El líder del Mundial no arriesgó nada y no se mezcló en la dura lucha por la pole position, que finalmente conquistó el italiano Max Biaggi (Yamaha).

Si finalmente se corona hoy, Roberts logrará un hecho histórico: será el primer hijo que imita a un padre campeón del mundo de 500. Kenny Roberts, padre, conquistó el título en 1978, 79 y 80. También será el campeón más joven de la categoría reina en los últimos 15 años y el primero que rompe el maleficio que afectaba a los subcampeones desde 1990. Kenny Roberts, hijo, debutó en el Mundial en 1993 y desde entonces ha ganado siete grandes premios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 7 de octubre de 2000