Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Sydney 2000: MUY PERSONAL - ISABEL FERNÁNDEZ

"No me gusta hacer pesas"

La campeona olímpica de yudo se soltó el pelo ayer, recogido como lo tenía siempre con una coleta. Se ha relajado hasta en eso. Isabel, además, ya tiene dos medallas de oro. Un día pasó por una tienda y dijo. "Si gano el oro, me la compro". Y se la compró.Pregunta. ¿Cuál es la primera competición que recuerda?

Respuesta. Mi primer Campenato de España en el año 1987

P. ¿Su deportista favorito?

R. Indurain. Es un tío majo y es el que ha sacado mejores resultados.

P. ¿Cómo se anunciaría en un periódico?

R. Campeona olímpica...no sé, es que voy a dar clases y no voy a tener ningún problema.

P. ¿Qué aspecto le disgusta de su profesión?

R. Hacer pesas.

P. ¿Qué cualidad no le suelen advertir?

R. Tengo genio, aunque n lo parezca.

P. ¿Qué cualidad valora más en su profesión?

R. La constancia.

P. ¿Qué otro deporte le gustaría practicar?

R. El tenis

P. ¿Le interesa el fútbol?

R. No mucho. Hombre, cuando juega España sí quiero que gane y lo veo incluso.

P. ¿Suele estar pendiente de otros deportes?

R. Sí, me gusta enterarme de los resultados.

P. ¿Aficiones?

R. Ir de compras, al cine o ir a la montaña.

P. ¿Se ha traido algún ordenador a Australia?

R. No.

P. ¿Y algún libro?

R. Revistas de decoración, porque me quiero comprar una casa.

P. ¿Cuál es la rival más complicada?

R. Hay muchas, pero la cubana de la final, Driulis González.

P. Parece obvio, pero ¿qué momento de su carrera se le ha quedado especialmente grabado?

R. El de mi triunfo en los Juegos, claro.

P. ¿Su país y ciudad favoritos?

R. No sé por qué, pero me gusta París. Y mira que los franceses no me caen muy bien.

P. ¿Le costaría vivir en otro país?

R. Sí. España es España

P. ¿Ve la televisión?

R. Muy poco, no tengo casi tiempo.

P. ¿Qué programa le gustaba de niña?

R. Me gustaba Candy, Candy, unos dibujos animados de esos de llorar, porque al final terminaban mal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 21 de septiembre de 2000