Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aguilar y Rejón plantan cara a la candidatura de Valderas para dirigir IU

La alcaldesa de Córdoba, Rosa Aguilar, y el coordinador provincial de IU, Luis Carlos Rejón, plantaron ayer cara a la candidatura del responsable de Política Institucional, Diego Valderas, como coordinador regional de la federación, lo que aleja las posibilidades de que en la 13ª Asamblea que se celebrará el 14 y 15 de octubre haya una lista de consenso. "IU necesita un mayor impulso de renovación, por lo que es necesario mirar hacia otra persona", aseguró Aguilar.

Pasteleos y cambalaches

Aguilar, miembro de la dirección federal de IU, recordó que hace tres años apoyó a Valderas para sustituir en la dirección andaluza de la coalición a Luis Carlos Rejón en la asamblea en la que resultó elegido Antonio Romero, pero añadió que en estos momentos su coalición necesita una "absoluta renovación para no acabar en la marginalidad".Tras reiterar que no aspira a ningún puesto orgánico, Aguilar no se andó por las ramas a la hora de valorar la candidatura de Valderas: "Por donde vamos no vamos a ninguna parte, a ningún lugar, como estamos, peor no podemos estar, por tanto hay que plantearse hacer algo" dentro de la organización para que ésta "no caiga en la marginalidad".

La alcaldesa considera saludable que existan varios candidatos para dirigir la organización en Andalucía, al igual que a escala federal, aunque no descartó que, a base de diálogo, se alcance un acuerdo para la presentación de una sola lista en la región, si bien rechazó la posibilidad de "pasteleos o cambalaches" para lograr esa única candidatura, ya que, en su opinión, "no serviría para nada, puesto que al día siguiente seguiríamos divididos en IU". El proyecto de esta coalición "necesita caras nuevas", según Rosa Aguilar, así como una nueva forma de relacionarse con la sociedad porque, a su juicio, "IU es una formación que huele a rancia y hay que renovarla".El proyecto crítico que lidera Rosa Aguilar junto con la parlamentaria andaluza y coordinadora provincial de Sevilla, Concha Caballero, y que aglutina a dirigentes del CUT e independientes, contó ayer con el respaldo explítico del coordinador de IU en Córdoba, Luis Carlos Rejón, quien se desmarcó de la línea oficial de la dirección de la que dijo no sentirse partícipe. Rejón, que presentará el 24 de septiembre su candidatura para suceder a Julio Anguita al frente de IU federal, declaró que no se siente corresponsable de los acuerdos firmados en 1996, fecha en la que dimitió como coordinador andaluz por los resultados electorales.

"En la transición que IU comenzó aquel año no ha habido ni organicidad, ni se ha respetado la entidad, profundidad y literalidad de los acuerdos tomados por lo órganos. Además, no ha habido juego limpio democrático", apuntó, en relación a la actual dirección.

Recordó que durante sus ocho años como responsable regional "ningún partido se fue" de la organización y que en las elecciones del 1994 la federación consiguió sus mejores resultados en la comunidad, aunque más tarde, en 1996, dimitió "por haber cometido errores" de los que dice haber aprendido.

"Debe ser que en mi enciclopedia viene el verbo dimitir y en la de los demás no, a pesar de los resultados de las últimas elecciones autonómicas", ironizó, en alusión a Antonio Romero, actual coordinador andaluz.

A poco más de un mes para la celebración de la 13ª Asamblea andaluza, Rejón mostró su apoyo al llamado Manifiesto por IU, impulsado por Rosa Aguilar y Concha Caballero y saludó los encuentros de base en los que han participado alcaldes, concejales y militantes de este sector, del CUT-BAI e independientes.

"Es un movimiento muy sano. Quieren hablar, debatir y verse y cuando algunos [por los miembros de la dirección andaluza] critican que son alcaldes y concejales hay que recordarles que estos son también las bases de IU y nuestro referente en las localidades", explicó.

Estas tendencias convergerán en un documento y presentarán una candidatura conjunta que competirá en la 13ª Asamblea con la de Diego Valderas que está apoyado por el sector oficialista del PCA y el núcleo de la dirección de IU.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 6 de septiembre de 2000

Más información

  • "No hay juego limpio", dice el político cordobés