Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El inversor belga Albert Frère compra el 5% de FCC por 21.000 millones de pesetas

Albert Frère, un millonario inversor belga, se ha convertido en el tercer accionista de Fomento de Construcciones y Contratas (FCC), tras Esther Koplowitz y la francesa Vivendi. Ayer, comunicó oficialmente al mercado que ha adquirido, a través de la Compagnie Nationale a Portefeuille (CNP), un 5% del primer grupo constructor español por un montante de 125 millones de euros (20.798 millones de pesetas). En la cartera de inversiones de CNP figura el 3,4% de TotalFinaElf, el 8,4% de Suez Lyonnaise del Eaux o el 29,9% del grupo audiovisual Audiofina.

Frère, nacido hace 73 años en una localidad próxima a Charleroi (sur de Bélgica), es uno de los personajes más activos y conocidos del mundo financiero centroeuropeo. De origen humilde, aunque hoy tenga el título de barón y diversas mansiones a lo largo de Europa, empezó su actividad empresarial en el negocio de la cosmética, de las lacas para uñas.Esa plataforma le sirvió de trampolín para otros negocios, aunque su verdadero despegue se produjo con la venta de acero aprovechando el boom de este producto que se produjo con la guerra de Corea (principio de la década de los cincuenta).

A partir de entonces, ha estado directa o indirectamente en la mayoría de las grandes operaciones empresariales en Francia, Bélgica y Holanda. Hoy es considerado como una de las grandes fortunas del mundo. De hecho, está en la famosa lista de hombres más ricos del planeta elaborada por Forbes. Esta revista le asigna un patrimonio de unos 1.600 millones de dólares (unos 280.000 millones de pesetas). Un detalle. Su despacho está decorado por dos originales del pintor belga René Magritte.

Su brazo inversor, en el que participan otros socios, es la Compagnie Nationale a Portefeuille (CNP), en cuya cartera hay un amplísimo repertorio de de participaciones en empresas de primera fila: el 3,4% del gigante petrolero TotalFinaElf, el 8,4% del conglomerado Suez Lyonnaise des Eaux o el 29,9% del Audiofina, socio de Pearson y Bertelsmann en RTL.

Frère, considerado como uno de los pioneros de las alianzas empresariales transfronterizas en Europa, no tenía, sin embargo, ninguna participación, al menos significativa, en España. Hasta ayer, cuando anunció su entrada en el capital del primer grupo constructor y de servicios español, Fomento de Construcciones y Contratas (FCC). En concreto, ha adquirido el 5% con una inversión es de 125 milllones de euros (20.798 millones de pesetas).

La adquisición se ha ido realizando a través de pequeñas compras en Bolsa y Frère la puso en conocimiento del presidente de FCC, Marcelino Oreja, hace unos días.

En su comunicado oficial, CNP destaca que FCC es el primer grupo español en construcción, en servicios a colectivos, en medio ambiente y en cemento. Además, reseña su diversificación en telecomunicaciones (es destacado accionista de Xfera, una de las adjudicatarias de las licencias de telefonía móvil multimedia) y en negocios relacionados con la nueva economía. FCC acaba de crear una unidad de negocio dedicada única y exclusivamente a estas dos áreas.

Potencial de revalorización

La sociedad de Frère justifica su inversión en el grupo argumentando que "tiene un importante potencial de revalorización". Las acciones de Fomento cerraron ayer a 19,84 euros (3.301 pesetas), tras perder un 0,80%. En el año acumula una leve pérdida del 1,78%.Con esta operación, la Compagnie Nationale a Portefeuille se convierte en el tercer accionista de FCC. En principio, la inversión es netamente financiera y, de momento, la empresa belga no ha comunicado a la española que quiera participar en el consejo de la sociedad.

Los accionistas mayoritarios de FCC son Esther Koplowitz y el grupo francés Vivendi. Entre ambos controlan el 56,53% de FCC (28,8% la primera y 27,8, los segundos).

Para este año, la cifra de negocios consolidada del Grupo FCC, según sus previsiones, se situará en torno a 710.000 millones, con un incremento del 11% . El beneficio antes de impuesto será de unos 60.000 millones de pesetas, con un aumento del 28%, en tanto que el beneficio atribuido ascenderá a unos 24.000 millones de pesetas, lo que representa un crecimiento del 25%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 12 de julio de 2000

Más información

  • El empresario, tercer accionista del grupo español, tras Esther Koplowitz y Vivendi