Los socios de Airbus cierran su transformación en una sociedad

Agencias

Los cuatro socios de Airbus (el alemán DASA, el francés Aerospatiale Matra, el español CASA y el británico BAE Systems) harán públicos hoy en París los acuerdos para la transformación del consorcio aeronáutico europeo en una sociedad integrada y preparada para el lanzamiento comercial del avión gigante A3XX.El nuevo estatuto de Airbus lo convertirá en Airbus Integrated Company (AIC), cuya creación será efectiva antes del 1 de enero de 2001. AIC ya está prácticamente constituida en un 80% debido a la fusión programada de DASA, Aerospatiale y CASA en el seno de EADS. El acuerdo cerrado ahora recoge que el grupo británico BAE Systems tenga un 20% de la nueva sociedad, según el diario económico Les Echos.

La información divulgada ayer por EADS para la suscripción de acciones del líder europeo de la aeronáutica de cara a su salida parcial a Bolsa en julio próximo asegura que la firma de los acuerdos para la creación de AIC deben producirse "muy rápidamente".

En la cúpula de la futura sociedad habrá un comité de accionistas, compuesto por siete miembros (cinco de EADS y dos de BAE Systems), y queda por designar al presidente. La dirección estará en manos de un comité ejecutivo de seis a diez miembros (de ellos, dos británicos), presidido, con un mandato de cinco años, por el actual administrador de Airbus, Noel Forgeard.

Lanzamiento del A3XX

También hoy se producirá el anuncio del lanzamiento comercial del Airbus A3XX, un avión gigante que puede transportar 555 personas en su primera versión, destinada a romper el monopolio en este segmento del Boeing 747. Por ese ambicioso modelo ya han manifestado su interés media docena de compañías aéreas.

Con salas de gimnasia, de descanso, o un casino, la dimensión del futuro avión permitirá a las compañías aéreas que lo contraten ofrecer a sus pasajeros entretenimientos nunca vistos en viajes de largo recorrido.

El A3XX, que cambiará sus X el día de su lanzamiento para adoptar un nombre comercial, será fabricado en siete versiones. Mayor que el Boeing 747, que tiene capacidad para 400 plazas, este pájaro gigante puede acoger entre 480 y 650 pasajeros. Su competidor Boeing está pensando ya en una respuesta para competir y prepara para este año una versión alargada del 747, con alrededor de 500 plazas.

Para su financiación, el A3XX necesita unas inversiones entre 10.000 y 12.000 millones de dólares (de 1,7 a dos billones de pesetas), y será necesario adaptar los aeropuertos para su aterrizaje. El avión costará entre 213 y 246 millones de dólares (de 36.800 a 42.500 millones de pesetas) la unidad (según el precio de catálogo, el precio real pagado por las compañías es a menudo más bajo), y el primero entrará en servicio el año 2005.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 22 de junio de 2000.

Lo más visto en...

Top 50