Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EUROCOPA 2000 La selección

España se dejó los goles en la fase previa

Se confirmaron los peores augurios, aquellos que encontraron eco tras los partidos de preparación ante Suecia y Luxemburgo. En ambos, España mandó al limbo todas y cada una de las ocasiones que creó. Sólo a balón parado logró batir a Suecia y a la minúscula Luxemburgo. Guardiola, de penalti, y Mendieta, de falta directa, firmaron esos dos tantos. "No me preocupa lo más mínimo que no entren los goles", declaró Camacho tras el rácano 0-1 conseguido ante Luxemburgo. "Lo que me preocuparía de verdad sería no crear ocasiones. Pero sí lo hacemos".Pues bien, ayer el guión se hubiera repetido con absoluta fidelidad de no ser porque España ni siquiera fue capaz de marcar a balón parado. Y Camacho no podrá quejarse del número de ocasiones. Diecinueve veces disparó su equipo, aunque la puntería no fuera excesiva. De esos lanzamientos, seis fueron detenidos por Myhre, portero noruego; uno, de Etxeberría, dio en la parte superior del larguero; siete se marcharon fuera y los cinco restantes rebotaron en algún rival. Esos 19 disparos convierten a España en la tercera selección que más ha probado fortuna en esta Eurocopa, sólo superada por Italia (25) y Bélgica (21). Raúl fue el jugador que probó fortuna en más ocasiones. Hasta en seis lo intentó, con nulo éxito incluso en aquella del minuto 41 en la que mandó el balón cerca del poste.

Pese a que lo ocurrido ante Suecia y Luxemburgo fue lo que disparó la alarma, el desapego por el gol le viene de lejos al conjunto de Camacho, que marcó más goles en la fase de clasificación que ninguna otra selección. En los ocho partidos consiguió 42 goles, a un promedio de más de cinco por encuentro. Pero terminó esa fase previa y España se quedó seca. En los siete amistosos que disputó logró siete goles, tres ante Polonia, dos ante Italia y los más recientes, ante Suecia y Luxemburgo. Y de todos ellos, uno llegó de penalti, otro de falta y dos tras sendos saques de esquina-ante Italia-. España parecía dejarse los goles para los partidos oficiales, lo que no dejaba de ser una buena noticia que ayer dejó de serlo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de junio de 2000