Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ampliación de la Fira, a marchas forzadas

Las obras de ampliación de la Fira de Barcelona en el polígono Pedrosa de L'Hospitalet de Llobregat -Montjuïc II- siguen a marchas forzadas. El objetivo de los gestores de Fira 2000, la sociedad filial de la Fira encargada de gestionar la ampliación, es terminar la primera fase de las obras el próximo mes de diciembre.El primer tramo de la ampliación exige una inversión de 11.000 millones de pesetas y supondrá un aumento de 25.000 metros cuadrados de la superficie disponible.

Esta ampliación se une a las instalaciones existentes en Pedrosa, donde se han celebrado ya algunas exposiciones. El objetivo es contar con un recinto que permita competir en condiciones de igualdad con la Feria de Madrid, que tiene un moderno recinto cercano al aeropuerto de Barajas y que en los últimos años ha ido ganando peso.

La Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona están ultimando un acuerdo institucional para dar entrada a la Administración autonómica en los órganos de gobierno de la Fira. El objetivo es que la Generalitat entre en la Fira en calidad de socio. La Fira de Barcelona espera capitalizarse a través de esta operación y tiene previsto destinar los recursos aportados por la Generalitat a las obras de Montjuïc II. La segunda fase de la ampliación de la Fira está prevista para antes del año 2005.

En paralelo, la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona negocian que el metro llegue al polígono Pedrosa, donde está el nuevo recinto ferial. Pero el Gobierno catalán se muestra reticente a llevar el metro a las puertas de la Fira y exige que antes haya un plan de futuro para la institución ferial.

La sociedad gestora de Montjuïc II fue creada en 1993 a partes iguales entre la Cámara de Comercio de Barcelona y Fira de Barcelona, con un capital de 6.000 millones. El año pasado se incorporaron al proyecto en calidad de socios el Ayuntamiento de L'Hospitalet y el de Barcelona con aportaciones de 1.000 milones cada uno.

En plena polémica sobre el futurode la Fira y la entrada de la Generalitat en sus órganos de gobierno, el secretario general de UGT de Cataluña, Josep Maria Álvarez, reclamó ayer que los sindicatos mayoritarios tengan presencia en el nuevo consorcio de la Fira de Barcelona. En una carta dirigida al presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, y al alcalde de Barcelona, Joan Clos, el secretario general de UGT exige que las organizaciones sindicales puedan influir en las líneas estratégicas de la Fira de Barcelona.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 26 de abril de 2000