Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Domingo Bárcenas falleció a los 73 años

"De un plumazo se nos ha ido toda la historia del balonmano". Juan de Dios Román, seleccionador nacional, resumió de esta forma lo que supone el fallecimiento de Domingo Bárcenas, que se produjo en la madrugada de ayer en la localidad madrileña de Cercedilla a los 73 años, tras tres meses de grave enfermedad.

Nacido en Salamanca en 1927, Txomin Bárcenas fue jugador internacional de baloncesto y béisbol antes de dedicarse por completo al balonmano. Entró en este deporte como jugador y llegó a seleccionador y presidente de la Federación española."Al margen de ser una gran persona", señala Emilio Alonso, que compartió algunos de sus mejores éxitos en el banquillo de la selección española, "Bárcenas tuvo el gran mérito de darse cuenta de cuáles eran las mejores fuentes en que podía beber nuestro balonmano. Y fijándose en las escuelas de la Europa del Este, sobre todo la rumana, puso orden y ciencia en el balonmano rudimentario que existía en España".

Su aportación pedagógica encontró parangón sólo en el gran triunfo que logró en el Campeonato del Mundo B de 1979 en Barcelona. Aquel éxito dio un vuelco a la historia del balonmano español, porque permitió a los jugadores tomar conciencia de su capacidad. Y un año más tarde, Bárcenas y Alonso lograron un histórico quinto puesto en los JJOO de Moscú. Bárcenas dejó la selección en 1981. Y la presidencia de la Federación en 1996, tras la única medalla de bronce olímpica.

Su cuerpo fue incinerado ayer en Madrid. Bárcenas pasó su enfermedad en la intimidad "con dignidad y luchando por superarla. Y hablando de ganar a los suecos", explicó Román.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 17 de marzo de 2000

Más información

  • El balonmano pierde a uno de sus grandes exponentes