Tribuna:Elecciones 2000
Tribuna
Artículos estrictamente de opinión que responden al estilo propio del autor. Estos textos de opinión han de basarse en datos verificados y ser respetuosos con las personas aunque se critiquen sus actos. Todas las tribunas de opinión de personas ajenas a la Redacción de EL PAÍS llevarán, tras la última línea, un pie de autor —por conocido que éste sea— donde se indique el cargo, título, militancia política (en su caso) u ocupación principal, o la que esté o estuvo relacionada con el tema abordado

¿DE VERDAD DIJE...? "El voto de IU es útil a la derecha" Alfonso Guerra, en 1993

Alfonso Guerra efectuó la afirmación en vísperas de las elecciones de 1993, cuando era todavía el número dos del PSOE, y estaba dirigida a contrarrestar la famosa pinza que Aznar y Anguita, si bien en las antípodas ideológicas, pretendían tender, según los socialistas. Ahora, Guerra no la diría.Es difícil encontrarle a Guerra incoherencias en sus provocadoras afirmaciones; quizá el más llamativo sea el referido a sus opiniones sobre Felipe González. Ante los rumores de que éste iba a dejar la dirección del partido, Guerra declaró en 1996: "Un líder que dice que se va, pero acaba quedándose, complica las cosas más que solucionarlas".

DEBUTANTES"A la izquierda aún le falta unión" Clara Gutiérrez, estudiante

A sus 19 años Clara Gutiérrez, hija de Antonio Gutiérrez, secretario general de CCOO, estudia segundo de Económicas y sigue la actualidad política de nuestro país con gran interés e implicación. Este año votará por primera vez en unas elecciones generales y no duda en analizar seriamente sus opciones.Pregunta. ¿Hasta qué punto ha influido en sus valoraciones políticas el que su padre sea el secretario general de CCOO?

Respuesta. Desde pequeña he mamado los temas políticos y resulta muy complicado mantenerse al margen cuando tu padre es una persona pública. Pero siempre han procurado no condicionarme y han dejado que yo me forme mi propio criterio. Eso es algo que agradezco porque fácilmente podía haber sido un papagayo de las opiniones de mi padre. La política es algo fundamental. Si no participas no entiendes y no puedes criticar con fundamento.

P. ¿Y fuera de casa?

R. Como todo el mundo, procuro relacionarme con gente que tiene inquietudes afines a las mías. A mí la política me interesa y suelo dar con personas con las que compartir este interés.

P. ¿Votará en sus primeras elecciones generales?

R. Sí, creo que es importante participar e implicarse.

P. ¿En quién confiará?

R. Hasta ahora me he considerado una persona de izquierdas pero veía al PSOE demasiado anclado e IU me parecía un poco "dinosaurio" en sus reivindicaciones. Ahora el pacto abre una vía interesante, pero a la izquierda le sigue faltando unión y ése ha sido siempre el problema.

LA URNA"Siempre he votado al PP" Arturo Fernández, actor

Arturo Fernández expresa sus intenciones electorales de corrido, como si se tratase de un papel más de su brillante carrera de actor: "Siempre he votado al PP y seguiré votándoles porque en estos cuatro años lo han hecho muy bien y me han parecido gente capaz. Merecen otros cuatro años más como poco para poder terminar su tarea".El actor valora antes que cualquier otra cosa del PP que "son serios, honrados y han demostrado que la justicia social no es una cuestión privativa de la izquierda". Y añade: "Nunca votaría a quien intentara acceder al cargo para beneficiarse de él".

Reconoce también que, "La imagen es algo fundamental en un político como lo es para todos los que trabajamos de cara al público".

MIS LABORESLiderazgo diabólico MARUJA TORRES

Parece que la campaña electoral empezó a las doce de la noche, pero si ello fue estrictamente así yo me estoy poniendo paranoica, en la onda del profesor Arzalluz de Txapelague. Lo mío es más reciente: me atacó un virus fatal cuando vi, hace unos días, a Josep Piqué paseando por el parque de Atracciones del Tibidabo su sonrisa de Chucky, el muñeco diabólico. Había pasado unos días -como gran parte de los barceloneses- escondiéndome de él, que no para de querer conocer a todo el mundo, y de pronto verle en lo alto del monte como Woody Allen vio a su madre en los cielos, pues me trastornó.Y ocurre que, durante todo el santo día previo a la inauguración de campaña, no dejé de sufrir visiones -también llamadas súcubos- en cuyo transcurso diversos líderes criptocarismáticos del PP se me aparecieron para anunciarme el programa que pondrán en práctica si ganan las elecciones cuya campaña no comenzaba hasta la medianoche. De un lado, Javier Arenas en La Nuestra (TVE-1). Del otro, Rodrigo Rato en La Suya (Antena/Albricias 3). Y, sobrevolando el éter patrio a modo de ectoplasma popular, el propio Más a Más, o José María Aznar, cuya entrevista de la mañana en Radio Nacional dio para que se incluyeran fascinantes cortes en los telediarios.

Lo mejor fue que, en cierto momento, salió la noticia del dictamen de la Junta Electoral Central acerca de la objetividad de TVE, y el propio Pío Cabanillas, director general, se congratuló de que se reconociera la neutralidad de la Casa. Acto seguido, el presentador, que lo que sí tiene neutra es la expresión, introdujo a Quien Se Pueden Imaginar (que iba por su tercera intervención con alcachofa amarilla de RNE por delante) para que hablara de la creación de empleo, la lucha contra el terrorismo, la estabilidad de nuestra vida política, la fortaleza de la presencia de España en Europa, la bajada de impuestos y los logros en la Seguridad Social que su Gobierno encontró, dijo, en situación de quiebra.

Cuando acabó de hablar sin interrupción alguna suspiré, pero aún me faltaba verle con el premio Nobel de Economía Robert Mundell, a quien recibió en La Moncloa, no sé si antes o después de que el laureado dijera que nuestro crecimiento constituye el orgullo de Europa. Lo malo de estas sobredosis es que, de no ganar los comicios el actual presidente (san Pádel no lo quiera y santa Hermès no lo permita), en la próxima legislatura va a ir a menos en la tele, y a ver quién me quita a mí entonces el monazo. Por si acaso, estoy bajándome al disco duro los hallazgos de su web personal, que es una creación primorosa que puede acompañarme en las largas noches de su ausencia. En especial, la galería de fotos con que diariamente nos alimentan: él con cosmonautas, él con líderes mundiales, él con la familia, él con los obreros, él con los ancianos, él con las mujeres, él con sus perritos, él con Él.

Una cosa hay que reconocerle a Aznar: todavía no se ha atrevido a hacer entrega del sueldo mensual Nescafé para toda una vida.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS