Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA PRECAMPAÑA DEL 12-M

Ciscar y Ríos dicen que el PP está inquieto porque teme un vuelco electoral

Ciprià Ciscar y Víctor Ríos, representantes respectivamente de las delegaciones del PSOE e IU en las negociaciones entre ambas fuerzas, coincidieron ayer en que el pacto electoral entre ambas ha llenado de inquietud al PP porque ha cambiado "bastante" el panorama con vistas a la cita con las urnas del próximo 12 de marzo. Ambos comentaron en el programa Hoy por hoy de la cadena SER los pormenores de las conversaciones y subrayaron que, aunque ambas formaciones siguen manteniendo amplias diferencias, el acuerdo ha supuesto una "novedad ilusionadora" que "ha despertado un gran interés y una esperanza fuerte en la ciudadanía".El secretario de la Presidencia de IU, Ríos, aseguró que esta alianza supone "un reto y un desafío para las dos organizaciones", que deben ponerla en práctica "desde la identidad de cada una". Ciscar, secretario de Organización socialista, destacó que no significa que el PSOE renuncie a nada: "Para gobernar hay que ganar las elecciones, hay que tener más escaños que la derecha. Porque, en la práctica, la fuerza política que tiene un escaño más es a la que se le encarga formar Gobierno. Y eso es lo que realmente queremos".

Ambos dirigentes coincidieron igualmente en que el pacto no es "una ventaja" para el PP. A juicio de Ciscar y Ríos, el "nerviosismo" generado por el acuerdo en los dirigentes populares se ha hecho patente en las "descalificaciones" recibidas, que Ríos tildó de unos "espantajos" que "no son más que agitación propagandística".

Al ser preguntado por las declaraciones del presidente del Congreso, Federico Trillo, ironizando sobre cómo podría ser ministro alguien con su barba, Ríos afirmó que una persona "que no respeta la pluralidad estética es sospechosa para aceptar de verdad la pluralidad política".

Ríos aclaró que, de cara a la campaña, cada partido defenderá lo que juntos han puesto en común, pero sin renunciar a sus respectivos programas, que es "lo que aporta cada uno de más al conjunto de esta suma", ya que esta pluralidad es "un elemento de riqueza y no de confrontación".

Ciscar aseguró que es una "novedad" que cada partido vaya "con su candidatura, con sus siglas, con su programa y con el esfuerzo de solicitar el voto, donde haya este acuerdo, para los dos senadores candidatos del PSOE y para el de IU".

El también secretario de la Coordinación Colegiada de IU resaltó que hay "millones de personas que se sienten de izquierdas y progresistas que estarán en condiciones de poder votar a cualquiera de las dos fuerzas sabiendo que eso se va concretar en un resultado efectivo al día siguiente".

Ciscar indicó que el voto que busca el PSOE es el de la "gente progresista de izquierdas que quiere que se gobierne de otra manera" mientras que Ríos dijo que ambos partidos cuentan con la "ventaja" de tener electorados "complementarios". Ciscar solicitó a "las personas que han animado este proceso que mantengan esa ilusión" porque, indicó, el acuerdo "permitirá que Joaquín Almunia sea investido presidente". Ríos pidió a sus votantes "que jueguen fuerte y no tengan miedo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 5 de febrero de 2000