Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
BALONCESTO Liga ACB

Herreros bombardea al Cáceres

Dos minutos quedaban para el final del choque cuando Sergio Scariolo decidió darle descanso a Herreros. El viaje del capitán madridista hacia el banquillo resultó apoteósico. Los 4.000 espectadores que hasta el Pabellón se acercaron se pusieron en pie y comenzaron a aplaudir, a hacer reverencias y a desgañitarse gritando el apellido del protagonista estelar, absoluto y único de un partido monopolizado por Herreros, el jugador español, junto a Rodilla, más iluminado de la actual Ligta.Todo empezó y acabó en Herreros, autor de 28 de los 65 puntos de su equipo, lo que supone el 43% de la producción total. Para conseguir seis triples le bastaron siete lanzamientos. Además, cogió seis rebotes y se atrevió a colocar un par de tapones. Marcarle le intentaron marcar, cierto. Indivudualmente, en zona... Nada de nada. No dijo más el partido que lo que quiso Herreros, que se elevó por encima del resto de participantes de una manera escandalosa.

REAL MADRID 65 CÁCERES 52

Real Madrid: Djordjevic (9), Alberto Angulo (3), Herreros (28), Struelens (4), Scott (8); Galilea (2), Lucio Angulo (2), Iker Iturbe (8), Mijailov (1) y Núñez (0).Cáceres: Arcega (2), Doblado (3), Paraíso (13), Abrams (18), Hill (8); Montes (3), Ávarez (3), Rodríguez (0) y Fran Ruiz (2). Árbitros: Mitjana, Martínez y Sánchez Romero. Eliminaron por cinco personalñes a Abrams (m.38). Unos 3.000 espectadores en el Pabellón Raimundo Saporta.

El Madrid conquistó el triunfo desde el perímetro, con los seis triples de Herreros, amén de uno de Djordjevic y otro de Iturbe. Scariolo era consciente de lo complicado que suele resultar detener a Abrams, el mejor jugador del Cáceres, por lo que no se obsesionó con la diea. Abrams fue más o menos fiel a su costumbre, consiguió 18 puntos, mientras Hill cerraba el rebote (hasta 10 atrapó) y, de paso, le colocaba dos tapones consecutivos a Struelens. Así las cosas, el Madrid no se escapó hasta que el reloj señalaba cinco minutos para el descanso.Dicho de otro modo, hasta que Herreros decidió que ya estaba bien. 25-24 enseñaba entonces el marcador y 34-26 cuando llegó el intermedio.

El Cáceres no encontraba en ataque a Paraíso ni veía a Herreros en defensa. Desnivelada definitivamente la balanza, con 52-37 a falta de 10 minutos, Scariolo dio minutos a todos sus hombres. Cumplió Iturbe como lo viene haciendo en los últimos tispos, cumplió Scott bajo ambos tableros, donde cazó 10 rebotes, y apenas tuvo importancia el que durante cuatro minutos allí no encestara nadie.

Tarde, demasiado tarde despertó Paraíso. Lo hizo cuando quedaban dos minutos, pero su triple no cambió nada. Herreros ya había hecho los deberes y descansaba en el banquillo, secándose el sudor y disfrutando del ruido de fondo, de las 4.000 gargantas que coreaban sin descanso su nombre, el nombre de un jugador que se bastó y se sobró para bombardear y dejar tiritando al Cáceres, al que sólo le faltó mostrarse más acertado en el tiro y frenar, si existe alguna forma de conseguirlo cuando está inspirado, a Herreros.

Ganó Estudiantes

En otro partido disputado ayer, Estudiantes venció en la pista del TDK Manresa (69-75). Dos triples conseguidos en el último minutos por Aísa y Thompson hicieron inútil el empeño de un TDK que no termina de alejarse de la zona baja de la tabla. Sólo en los instantes postreros se rompió un partido que siempre anduvo igualado. Por el TDK anotaron Millera (11), Vázquez (10), Perry (9), Higgs (15), Singla (9), Laviña (2), García (9) y Alemany (4). Por su parte, Estudiantes repartió a´sí sus 75 puntos: Azofra (2), Aísa (13), Jiménez (9), Felipe Reyes (4), Vandiver (14), Thmpson (11), Robles (12) y Alfonso Reyes (10).

Menos problemas tuvo el Barcelona para derrotar ante su público al Cabitel Gijón (88-50), al que venció con absoluta comodidad en un partido que sólo tuvo igualdad durante 20 minutos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 24 de enero de 2000

Más información

  • El alero anota 28 puntos y empuja al Real Madrid a una fácil victoria