Detenido en Retiro el supuesto asesino de dos hermanos en Málaga

Agentes de la comisaría del distrito de Retiro detuvieron ayer a Fernando F. R., de 35 años, al que se considera uno de los supuestos autores del asesinato de dos hombres, hermanos, que murieron acribillados a balazos en marzo del año pasado en el barrio malagueño de Pedregalejo, a escasos cien metros de la playa, según fuentes policiales. Las víctimas pertenecían a una organización dedicada a dar protección a discotecas y bares nocturnos en la Costa del Sol. Según la Jefatura Superior de Policía de Madrid, junto al inculpado en el doble homicidio se detuvo a otras tres personas. Los cuatro integraban una peligrosa banda que podría estar relacionada con otros delitos.

La policía interrogaba anoche a los implicados, que no han reconocido ninguno de estos hechos que se le imputan.

La operación, que concluyó ayer en Madrid con la desarticulación de la banda, se inició hace varios meses, cuando los agentes identificaron a unas personas sospechosas de participar en un atraco. Los policías han seguido durante varios días al grupo. Ayer por la mañana procedieron al arresto de los implicados.

Cosidos a tiros

El doble crimen de Málaga ocurrió en la noche del pasado 27 de marzo. Miguel Ángel R. V., de 31 años, y José Antonio R. V., de 21, murieron acribillados a balazos dentro de su vehículo.

Sus cuerpos fueron hallados por un vecino en el interior de un coche Volkswagen Golf que le impedía salir de su garaje del callejón de Navas Ramírez, cerca de la calle de Bolivia, en el barrio malagueño de Pedregalejo.

José Antonio estaba todavía agonizante en ese momento, pero murió horas después en el hospital Carlos Haya. Según las investigaciones, la muerte de los dos hermanos de Málaga se desató por un enfrentamiento entre grupos rivales dedicados a dar protección a discotecas y locales nocturnos.

El 21 de abril fueron detenidos en Estepona dos jóvenes, en cuyo poder fueron halladas cinco armas de fuego, acusados de ser dos de los supuestos autores de los disparos que acabaron con la vida de los hermanos. Uno de los dos detenidos iba provisto de un chaleco antibalas en el momento de ser arrestado.

Dos días después fue detenido también un policía local de Málaga. Los investigadores descartaban su participación en los hechos, pero les acusaban de haber suministrado las armas con las que fueron cosidos a tiros los dos hermanos.

Según fuentes policiales, el dictamen de los técnicos de balística determinó desde el primer momento que en el doble asesinato habían sido utilizadas tres armas.

Como resultado de las investigaciones, la Brigada Judicial de Málaga había identificado como supuesto tercer implicado a Fernando F. R. Pero hasta ahora no había logrado capturarle. Hasta que ayer, tirando del hilo que conducía hasta un grupo de chilenos, le detuvo la policía madrileña de la comisaría del Retiro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 21 de enero de 2000.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50