Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Barcelona alega que Kluivert no agredió a Cota y no merece sanción

El Barcelona espera que el Comité de Competición no sancione a Patrick Kluivert, ante el que actuará de oficio por la acción que protoganizó con Cota, capitán del Rayo, en el partido disputado el pasado 22 de diciembre en Vallecas. El portavoz del club azulgrana, Josep Maria Antràs, afirmó ayer que las alegaciones que presentará la comisión jurídica de la entidad se basarán sobre todo en negar la existencia de agresión y en considerar la acción como un lance del juego que no fue advertido por el árbitro del encuentro ni tampoco denunciado por el Rayo Vallecano.El club azulgrana argumentará que Kluivert no golpea a Cota sino que le empuja para zafarse de él, puesto que le está agarrando por los testículos. El propio jugador ha afirmado que reaccionó de forma instintiva a una actuación sorprendente del defensa. El Barcelona también expondrá que incluso Cota ha quitado trascendencia a la jugada y que de producirse una sanción de oficio, el Comité de Competición debería actuar cada jornada.

"Lo que ahora se pretende juzgar pasa 27 veces en cada partido y no ocurre nada", reiteró Antràs, "pero ahora se actúa de forma sorprendentemente al tratarse de Kluivert. Por esto estoy convencido de que una vez el Comité tenga en cuenta nuestra alegaciones, no habrá sanción".

Acusaciones de Mussons

Más contundente fue en sus manifestaciones el vicepresidente Joan Gaspart, quien aseguró que "si se castiga a Kluibert, a partir de ahora enviaremos los vídeos de todas las jugadas que puedan ser una agresión". "Si vamos a sancionar mirando vídeos sin que haya nada más, ni el acta arbitral ni lesión, simplemente por perjudicar a un equipo, puede resultar peligroso", agregó Gaspart, que recordó otros lances parecidos en otros partidos y que se han quedado sin castigo.

También se pronunció otro vicepresidente azulgrana, Josep Mussons, quien acusó a Cota de simular una lesión, de "falta de compañerismo y de deportividad" por entender que exageró la fricción. "Fue un roce del juego", sentenció Mussons. "Para mí ya es un castigo que el Barcelona tenga que presentar alegaciones al Comité de Competición, que con su actuación ya está sentando un precedente peligroso". Cota, por contra, salió en defensa de Kluivert y aseguró que acciones como la que se juzga se producen de forma reiterada en cada partido.

La sanción a Kluivert, en caso de producirse, dependerá de la consideración que le conceda el Comité de Competición de la Federación Española de Fútbol. Si la califica de juego violento, el ariete podría ser castigado de uno a tres partidos, mientras que si se considera agresión, la suspensión oscilaría entre cuatro y 12 encuentros. Kluivert cuenta, además, con un agravante como es el de ser reincidente, puesto que ya fue sancionado con cuatro partidos tras ser expulsado en el partido de Liga Barça-Real Madrid, por insultar al árbitro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 29 de diciembre de 1999