Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:

"El PSPV será más autónomo cuanta más cohesión tenga y no cuantas más proclamas haga"

Pregunta. En una cosa se ponen de acuerdo la mayoría de sectores en liza: la culpa de lo que ha ocurrido es suya.Respuesta. Siempre tiendo a pensar que cuando las cosas no se pueden resolver bien hay una responsabilidad compartida. Cuando alguien trata de que la responsabilidad sea exclusivamente de otro, esta huyendo de la suya. Yo no haré nunca eso: acepto mi responsabilidad.

P. Se le acusó de ser juez y parte, lo que no favorecía una salida ecuánime de la crisis.

R. El compromiso político comporta que una persona sea parte. Ahora, ser parte no significa nunca que no se esté en disposición de atender todas las posibilidades y expectativas legítimas que existan en un colectivo. Y ésa ha sido mi voluntad.

P. Sus adversarios sostienen que a usted le convenía que la secretaría general quedara vacante para luego optar a ella.

R. No tengo otros adversarios que los oponentes políticos de la derecha. Pese a todo, he tratado siempre de respetar a las personas y he procurado que mi actuación esté en función de la defensa de ideas y del compromiso, y no de rencor. Si ésa es mi posición respecto a mis adversarios políticos, respecto a mis compañeros, con los que comparto el mismo proyecto político y compromiso, pues la situación es de afecto, de trabajo conjunto y de deseo de superación de cualquier problema.

P. ¿Pero le conviene la situación?

R. La falta de cohesión no conviene a nadie.

P. ¿Se trata de un mismo proyecto o hay un conflicto entre el PSPV y el PSOE?

R. El proyecto es conjunto, y a mi entender es el proyecto de los progresistas de España y de la Comunidad Valenciana. Que dentro de un proyecto pueda existir matices o voluntades de cambio del modelo instrumental que se define colectivamente de forma democrática, a mí me parece legítimo, pero hay que definirlo con las reglas que corresponde y no de otro modo.

P. Los herederos de Joan Romero aseguran que postulan el modelo Maragall frente a un modelo más centralista que representa Almunia.

R. Normalmente he visto que Pasqual Maragall comparte los planteamientos y posiciones de Joaquín Almunia. Y a la recíproca. No sé exactamente quien dirá lo contrario, pero quien lo diga no está ni en las posiciones de Almunia ni en las de Maragall. De todos modos, una federación sólo se gana el respeto y el peso específico en el partido para poder codecidir en la medida en que su cohesión sea importante. El PSPV será más autónomo cuanta más cohesión tenga y no cuantas más proclamas haga.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 21 de noviembre de 1999