Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Retrasada un mes la alfabetización de adultos por un conflicto laboral

Las clases de alfabetización de adultos en siete distritos (Chamartín, Salamanca, San Blas, Ciudad Lineal, Centro, Tetuán y Villaverde), en los que el Ayuntamiento ofrece el servicio a unas 600 personas, comenzarán con un mes de retraso. La causa, un conflicto entre el consistorio y los 10 profesores que desde hace ocho años trabajan en este área.La pugna entre el Ayuntamiento y los maestros comenzó en febrero pasado. En esa fecha, los educadores pidieron al consistorio que se les reconociera su "derecho a ostentar la condición de personal laboral fijo discontinuo". Argumentaban que el contrato de prestación de servicios como autónomos que les ofreció la Administración les daba suficientes derechos. En septiembre, el Juzgado número 2 de lo Social les dio la razón y ha obligado al Ayuntamiento a hacer un contrato indefinido a los profesores. Pero aún no ha habido respuesta.

El Ayuntamiento ha recurrido la sentencia y, mientras se produce el fallo, ha sacado una nueva convocatoria, que todavía no ha sido cubierta.

Las clases, mientras tanto, están paralizadas. Ante esta situación, los profesores y varios alumnos acudieron ayer a la plaza de la Villa para antregarle al alcalde, José María Álvarez del Manzano, del PP, una carta respaldada por 1.900 firmas en la que solicitaron, además de la ratificación de sus puestos de trabajo, el aumento de las aulas y de horario para los adultos.

La concejal de Educación, María Jesús Fraile, del PP, aseguró ayer que el curso -que tradicionalmente comienza en octubre y finaliza en mayo-, empezará en noviembre, siempre y cuando se resuelvan "los problemas de personal".

La concejal de Personal, Begoña Larraínzar, por su parte, afirmó que, una vez analizada la sentencia, propondrá "la necesidad de ampliar la plantilla para que este tipo de trabajos estén cubiertos por personal del Ayuntamiento". Ni la concejal de Educación ni la de Personal despejaron las dudas sobre la situación de los diez profesores. "Estamos a la espera de la decisión del Tribunal Superior", señalaron.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 12 de octubre de 1999