La Fiscalía centra su acusación en el "caso de la movida" en un solo joven

El fiscal encargado de investigar la muerte por apuñalamiento de un joven el pasado noviembre en los Jardines de Murillo, ha decidido centrar su acusación en uno solo de los siete jóvenes que estaban inicialmente imputados. Desde la Fiscalía se cree que el Isaac V. S. es el único culpable de la muerte de Alejandro Méndez y se le acusa de homicidio. A Manuel L.R. -que incluso llegó a pasar dos meses en prisión junto al principal acusado ante la dificultad de establecer cuál de las dos navajas (había una sola herida en el corazón de la víctima) había penetrado en el pecho de Alejandro-, el fiscal no le imputa nada. Por su parte, la acusación particular sí que incrimina a Manuel L. R. y, aunque no cree que fuera el autor material de la puñalada, le acusa de un presunto delito de cooperación necesaria. Al igual que el fiscal, no pide la imputación de ninguno de los otro cinco jóvenes. La defensa de Isaac pidió ayer ante la juez que el forense Luis Frontela examine el cuerpo de la víctima, ya que, a su juicio, existe una contradicción entre los atestados de la policía y los primeros análisis médicos sobre la orientación y profundidad de la puñalada. La juez deberá ahora decidir a quien o quienes imputa y si Isaac debe regresar a la cárcel.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS