Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:

RAFA LAHUERTA "Somos una especie en vías de extinción"

Hace cinco años nació la Peña Gol Gran con vocación de grupo de animación del Valencia. Su ideólogo, alma mater y principal instigador es Rafa Lahuerta. Gracias a su liderazgo, la peña más bulliciosa de Mestalla ha utilizado el progresismo, la cultura y la originalidad como las mejores armas para combatir la violencia en los campos de fútbol. Pregunta. ¿La Peña Gol Gran es algo más que una peña? Respuesta. En cierto modo sí, porque ha roto el estereotipo del hincha y pone en evidencia a los descerebrados que acuden al fútbol a ensuciarlo. P. ¿Sólo es un aficionado coherente el que anima a su equipo? R. Si hablamos de coherencia, sí. Participar del espectáculo que ofrece tu equipo hace que lo vivas más intensamente. P. ¿Los hinchas como ustedes son molestos para la estructura del fútbol actual? R. Somos molestos porque representamos todo lo contrario a lo que es el mercado. Somos fieles a una idea que hemos mamado desde pequeños y que cada vez tiene menos cabida en el fútbol. P. ¿Las pancartas que exhiben cada domingo sirven para algo? R. Son una ventana al mundo, una forma de expresar nuestro punto de vista y de obligar al resto de la gente a que cuente con nosotros. Además, hay un grupo de personas dentro del Gol Gran que llega a ver el partido en clave de pancarta, igual que un periodista ve el partido en clave de crónica o de titular de prensa. P. ¿No se sienten como elementos extraños dentro de un fútbol que tiende cada vez más al espectáculo? R. Somos una especie en vías de extinción en el sentido de que representamos la esencia del fútbol. Fuera de nuestra concepción de lo que es estar en un estadio sólo queda el modelo de la NBA y pienso que es difícilmente exportable al fútbol español. P. ¿Qué porcentaje les corresponde de los éxitos del Valencia? R. Estoy convencido de que si en Mestalla hubiera 50.000 aficionados como los del Gol Gran, no se perderían algunos partidos. La grada puede ganar partidos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 10 de agosto de 1999