Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Supremo de EEUU prohíbe a las cadenas ir con la policía a domicilios privados

Los equipos de televisión que acompañan a la policía en su trabajo diario no podrán entrar en domicilios privados. Una sentencia del Tribunal Supremo de Estados Unidos obliga a permanecer en el exterior y sólo permite la grabación de imágenes cuando los hechos ocurran en lugares públicos.Varias cadenas habían construido programas de relativo éxito (Cops, LAPD: Life on the Beat o el hispano Placas) con las imágenes que graban los equipos que viajan con patrullas de la policía. Los cuerpos de seguridad permiten a los periodistas y los cámaras porque ven en ello una forma de mejorar la imagen de la policía.

Hasta ahora las productoras entraban con los agentes en los domicilios en redadas o arrestos, y después pedían permiso a los inquilinos o a los afectados antes de usar las imágenes. Dos denuncias particulares han llevado al Supremo a prohibir a partir de ahora la entrada de las cámaras en las casas, incluso cuando la policía interviene con el amparo de una orden judicial. Además, hace responsable a la policía de las posibles denuncias por gente que considere afectado su derecho a la intimidad.

Dado que la decisión del Supremo sólo protege la inviolabilidad del domicilio privado, las cadenas podrán mantener otros programas que también son muy habituales: los que muestran imágenes grabadas por las cámaras de la policía instaladas en el salpicadero de la mayoría de sus coches.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 26 de mayo de 1999