_
_
_
_
ELECCIONES MUNINCIPALES

Campaña en la pradera

Los candidatos al Ayuntamiento y la Comunidad acuden a la fiesta patronal en busca de votos

No fue mano de santo, pero sí que les dio un empujoncito en su carrera electoral. Los candidatos al Ayuntamiento y a la Comunidad vieron ayer el sol y se unieron a miles de madrileños en la tradicional romería de la ermita de San Isidro. Sólo faltaron el presidente regional, Alberto Ruiz-Gallardón, y su contrincante de IU, Ángel Pérez. A su paso por el lugar, bajo un sol radiante y en un esplendoroso día de primavera, los políticos se mezclaron con madrileños vestidos de chulapos y chulapas, saludaron a los vendedores ambulantes y no pudieron escapar a las peticiones fotográficas.Al alcalde de Madrid, José María Álvarez del Manzano, le preguntaron por la terminación de las obras en la capital y le pidieron que creara más plazas de aparcamiento; al candidato socialista al Ayuntamiento, Fernando Morán, y a su homóloga de Izquierda Unida, Inés Sabanés, les desearon "suerte" para el 13 de junio. Y a la candidata a la presidencia regional por el PSOE-Progresistas, Cristina Almeida, le ofrecieron una muestra del tradicional chotis.

Más información
ESTAMPAS POR SAN ISIDRO

Todos los políticos fueron acompañados por un numeroso séquito. Pero, eso sí, como si se hubieran puesto de acuerdo, cada uno tomó un camino diferente que les impidió encontrarse cara a cara.

Por momentos, los candidatos se transformaron en las auténticas atracciones de la feria. Pero ello no bastó para que los seguidores de San Isidro dejaran de concentrar su atención en llegar a la ermita para beber el agua bendita y besar la imagen del santo. Aunque tuvieran que esperar en inmensas colas.

En la visita a la ermita de San Isidro, el alcalde también aprovechó la ocasión para pedirle "suerte" al santo en las elecciones. Álvarez del Manzano calificó la romería de "jornada extraordinaria por el espíritu de convivencia".

Pero Fernando Morán e Inés Sabanés no opinaron lo mismo. Para Morán, la celebración requiere "más actos culturales, porque el Partido Popular tiene una dimensión muy pacata de las fiestas". Y para Sabanés es importante "aumentar la participación vecinal y extender las actividades a más distritos de la capital". Cristina Almeida, la candidata que más gente atraía, tomó atenta nota de las peticiones que le hicieron sus seguidores. Algunos hasta le ofrecieron cerveza y vino, que ella aceptó gustosamente. "¡Eres mujer y hechicera!", le gritó al pasar una chulapa. "Lo que tengo es sentido común", respondió Almeida.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La dimisión del candidato socialista a la presidencia, José Borrell, también tuvo eco en la romería; tanto en los políticos como en los seguidores de san Isidro, que en más de una ocasión se dejaron contagiar por la polémica electoral: "El mejor candidato es mi yerno", replicó, con sorna, un chulapo.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_