Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:

JOANE SOMARRIBA CICLISTA "Aquí todavía estamos a años luz de Italia o Francia"

Su segunda temporada en Italia ha permitido a la ciclista Joane Somarriba acceder al liderazgo del equipo profesional Alfa Lum, radicado en la República de San Marino. A sus 27 años, esta gerniquesa residente en Plentzia se siente tan satisfecha como asustada por la empresa que tiene por delante. Encabezar este nuevo equipo conlleva un cambio radical de filosofía en una carrera marcada, hasta ahora, por su labor de gregaria. "Disponía de otras ofertas, por ejemplo para seguir junto a Fabiana Luperini, la mejor ciclista del mundo, pero he optado por demostrar mi verdadera capacidad", sostiene la única representante del ciclismo femenino vasco al máximo nivel. Pregunta. ¿Qué supone ser la líder de este nuevo equipo? Respuesta. Para empezar, un cambio radical en mi carrera. Hasta ahora me dedicaba a apoyar a otras para que alcanzaran los éxitos. Desde este momento me llega el turno para demostrar si puedo o no ir más lejos. En cualquier caso, estoy más que satisfecha con lo realizado como, por ejemplo, haber alcanzado el sexto puesto en el pasado Giro en el que además logré el premio a la combatividad y todo ello trabajando para la Luperini. P. Le habrán asignado unos objetivos concretos. R. Como objetivo esencial se plantea el Tour, una prueba que he disputado sólo en una ocasión y a la que llegué en pésimas condiciones físicas. Pese a todo pude terminarla; por ello este año aspiro a lograr algo importante en la clasificación general. Lógicamente el Giro también será clave en los planteamientos del equipo Alfa Lum. P. Estará usted satisfecha con su experiencia italiana. R. Desde luego que sí, aunque, en ocasiones, todavía recuerdo cuando me marché a Italia. Nunca había estado fuera de casa más de un mes. Por ello, cuando recibí la oferta para correr con el equipo Sprint Energy me quedé sorprendida. Menos mal que mi familia y mi novio, Ramontxu González Arrieta, me animaron para aprovechar la oportunidad. Ahora me doy cuenta de lo importante que ha sido pues me ha permitido convertirme en una ciclista profesional. P. ¿Habría podido lograrlo de seguir en España? R. Claramente no. Aquí todavía estamos a años luz de Italia o Francia, donde puedes encontrar mujeres casadas y con hijos que entrenan y compiten todo el año. Pese a ello, hay excepciones como Dori Ruano con sus medallas. El problema es que somos muy pocas. P. ¿Hay alguna posibilidad de cambiar esta dinámica? R. No mientras falten las ayudas. Pensemos que ahora la federación mantiene, según creo, una sola beca, la de Dori Ruano. Fátima Blázquez, Izaskun Bengoa o yo misma acudimos a los Juegos de Atlanta sin cobrar una sola peseta. Mientras todo siga así será difícil la mejoría.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 17 de marzo de 1999