Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP saca al PSOE entre cuatro y nueve puntos, según dos encuestas

El PP, el partido en el Gobierno, tiene una ventaja de entre cuatro y nueve puntos en la intención de voto sobre el PSOE, según dos encuestas divulgadas ayer por El Periódico de Cataluña y El Correo de Andalucía. El portavoz del Ejecutivo, Josep Piqué, atribuye estos resultados "a la confianza creciente de los ciudadanos" ante la estabilidad política y la evolución positiva de la economía. Por contra, el diputado socialista Juan Manuel Eguiagaray considera que tales sondeos reflejan "una situación del pasado, no del futuro".

Según la consulta publicada ayer por El Periódico de Cataluña, de celebrarse ahora las elecciones generales, el PP obtendría un apoyo del 42,6% de los votos frente al 33,9% del PSOE. La previsión de voto atribuida a los populares en este sondeo, elaborado por el Instituto DYM a partir de 2.513 entrevistas en toda España, supera en 3,8 puntos los resultados que dieron la victoria al partido en el Gobierno en marzo de 1996.De acuerdo con esta encuesta, la formación de José María Aznar se situaría muy cerca de la mayoría absoluta, sin llegar a conseguirla, mientras que la de José Borrell estaría 3,7 puntos por debajo de los que obtuvo en la cita con las urnas en las que perdió el poder tras haberlo ostentado durante 14 años.

El estudio indica igualmente que la organización Izquierda Unida (IU), la segunda fuerza de la oposición, se mantendría con un 8,5% de los votos (10,5% en 1996) y los nacionalistas catalanes de CiU, aliados del Ejecutivo popular, conseguirían el 4,5%, es decir 0,1 puntos menos.

La encuesta también indica que Aznar es el segundo líder político mejor valorado por los españoles, con un 6,03 en una escala de 0 al 10, sólo superado por el 6,07 de Pasqual Maragall, ex alcalde de Barcelona y eventual candidato socialista a la presidencia de Cataluña. Por su parte, Borrell sólo tiene un 5,40.

El sondeo indica también que la Justicia es la institución menos valorada por los españoles, con 4,15 puntos, mientras que la Monarquía es la que cuenta con más aceptación: 7,12.

Otra encuesta, la de El Correo de Andalucía, expresa que el PP habría obtenido un 40,6% de los votos si se hubieran celebrado elecciones generales en diciembre, 4,2 puntos más que el PSOE (36,4%). Ésta, realizada por la empresa Gallup con una muestra de 2.017 personas, da a los populares tres puntos más que otra similar efectuada en septiembre, los mismos que ceden los socialistas.

El estudio del diario andaluz muestra que el anterior presidente del Gobierno, el socialista Felipe González, sobre cuya popularidad no se preguntó en El Periódico, sigue siendo el político más valorado, con un 40% de aprobación y un 37% de desaprobación frente al 38% de respaldo y el 41% de censura respecto al actual, Aznar.

"Pasado, no futuro"

El portavoz del Gobierno, Josep Piqué, considera que la ventaja del PP se debe "a la confianza creciente de los ciudadanos" ante la estabilidad política y la evolución positiva de la economía. En su opinión, estos sondeos confirman "el grado de satisfacción" de los españoles por la acción del Gobierno, "pues no en balde, desde que empezó su singladura se ha creado ya un millón de puestos de trabajo".El portavoz gubernamental entiende que, en su puntuación, los ciudadanos han valorado positivamente que el desempleo se ha desacelerado en medio millón de personas, las afiliaciones a la Seguridad Social han aumentado en un millón y medio y se han firmado, desde la reforma laboral, en torno a un millón de contratos indefinidos.

Piqué destaca asimismo que las encuestas demuestran el respaldo "a la estabilidad política, la gobernabilidad y el apoyo parlamentario", circunstancias que han propiciado la aprobación de tres Presupuestos Generales del Estado "muy importantes para la integración económica y monetaria".

A su vez, el diputado socialista Juan Manuel Eguiagaray, secretario de Economía de su formación, asegura que los estudios mencionados reflejan "una situación del pasado, pero no del futuro". "Aluden", estima, "a nuestro momento no más glorioso del pasado, ya olvidado".

Así, entiende que serán diferentes cuando los ciudadanos se manifiesten sobre la situación política actual,sobre el "caudillaje" del PP, la celebración de congresos "no democráticos" y la "falta de consideración" hacia las instituciones por parte del Gobierno.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 25 de enero de 1999

Más información

  • La gente aprecia la estabilidad y la situación económica, según Piqué