Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL LIGA DE CAMPEONES

Roberto Carlos: "Por primera vez hemos sido un equipo"

La plantilla madridista, confiada en que lograrán la clasificación en el Bernabéu ante el Spartak

Guus Hiddink sorprendió a todos con otra variación más sobre su sistema táctico. Decidió formar con tres centrales y por delante una línea de cuatro. Esa fue la fórmula para intentar dar más solidez defensiva a su equipo. Pero por encima de esas cuestiones de pizarra, el técnico trabajó en las horas previas al partido con sus jugadores otra faceta: la actitud, el sacrificio y el espíritu colectivo. Tras la derrota ante el Inter el Madrid proclamó su satisfacción por haber sido por primera vez, en muchas semanas, un grupo. De esta manera también ratificaban lo que era un hecho para todos menos para ellos, que el espíritu colectivo había desaparecido. "Hoy por primera vez hemos sido un equipo", proclamó Roberto Carlos al finalizar el encuentro. "Una derrota siempre duele, por eso por dentro estoy muy triste, pero por fuera estoy satisfecho. Ha habido comunicación entre nosotros, nos hemos ayudado en el terreno de juego y creo que hemos comenzado a recuperar parte de esa solidaridad que habíamos perdido. Aunque en las estadísticas quedará para siempre que de San Siro nos llevamos una derrota, creo que el partido de hoy va a significar algo muy positivo para este equipo, porque va a ser el inicio de una nueva etapa".Davor Suker se unió a Roberto Carlos en su juicio del partido. "Así se puede perder, no hay que dramatizar esta derrota. Aunque hemos perdido nos llevamos de aquí muchas cosas buenas. No nos ha ganado el Inter, nos ha ganado Roberto Baggio, que tiene una gran calidad individual. Nos ha hecho dos goles en cinco minutos, y ante eso poco se puede decir. Estamos todos dolidos, pero no por nuestro juego, sino porque pensamos que ha sido injusto. Tuvimos en la primera parte el resultado en nuestras manos".

Guss Hiddink también habló del reencuentro de su equipo con el sentimiento de grupo. "Con disciplina táctica, entrega y comunicación en el césped estoy convencido de que seguiremos en Europa y podremos ganar en Tokio".

Durante las horas previas al partido el entrenador se reunió en pequeños grupos con sus jugadores. También los futbolistas intentaron encontrar puntos en común. Aún así, ayer sobre el césped de San Siro se dio alguna que otra discusión de Seedorf con Raúl y más tarde con Jaime. Pero todos decidieron hacer borrón y cuenta nueva. También el entrenador que incluso fue aún más lejos y anunció que la nueva disposición táctica de su equipo le gustó. "Creo que no ha salido del todo mal. Pienso repetirla. Durante los primeros 15 minutos nos han dominado, pero creo que a continuación el partido fue nuestro. El equipo jugó con agresividad y dominamos esa fase del encuentro en la que tuvimos dos ocasiones. Creo que no merecimos perder hoy. He visto los goles repetidos. El primero es un lanzamiento de Ronaldo que le da Zamorano y aprovecha para marcar. Después del gol de Seedorf los dos que ellos marcaron también fueron fruto de la suerte. No quiero restar méritos a Baggio, pero se encontró con dos balones que supo rentabilizar al máximo. Pero aunque esta victoria me duele y nos coloca en la imperiosa necesidad de tener que ganar en el Bernabéu ante el Spartak de Moscú, estoy satisfecho con el trabajo del equipo, porque hoy ha dejado todo lo que tenía dentro. Así se puede perder".

Lorenzo Sanz envió un mensaje similar al del entrenador. "El equipo se ha vaciado, y cuando esto ocurre, los presidentes no podemos decir nada más que estamos satisfechos con el trabajo realizado. No me preocupa nuestro futuro en Europa, porque sé que seremos capaces de resolver nuestro partido en casa. Nos clasificaremos siendo los segundos mejores de nuestro grupo". Ahora ya sólo pienso en el partido de Tokio.

Sanchis, baja para Tokio

La mala noticia que todos reconocieron llevarse de Milán es que Manolo Sanchís, que ayer vio una tarjeta amarilla, no podrá jugar la Copa Intercontinental. Nadie podía sospechar que esa tarjeta también iba a ser tenida en cuenta para un partido organizado por la FIFA, cuando la Liga de Campeones es Copa de la UEFA.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 26 de noviembre de 1998