Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Tribuna:

Sin dirección

El mercado de valores español continúa bajo mínimos, en lo que a la contratación y las expectativas se refiere. El negocio del mercado continuo ha vuelto a quedar por debajo de los 100.000 millones de pesetas y con la concentración habitual en los grandes valores.

Uno de éstos, Endesa, volvió a ser objeto de discordia al enterarse la CNMV "por la prensa" de las buenas intenciones del consejero delegado, que espera proporcionar a sus accionistas una rentabilidad del 10% en los próximos años. La CNMV, con la diligencia habitual, suspendió la contratación de Endesa hasta que la sociedad confirmara que la noticia iba a misa, es decir, que la considerara un hecho relevante, cosa que sucedió poco después, y a las 12 se reanudó la cotización, aunque sin que nadie supiera si Endesa garantiza esa rentabilidad a los accionistas.

Fuera de estas cuestiones reiterativas, la sesión dio poco de sí, ya que la presencia de dinero era lo suficientemente escasa como para no marcar tendencia, aunque los precios disfrutaron de su natural tendencia a flotar en ausencia de presiones. Los índices bursátiles se mantuvieron durante todo el día al alza, hasta que Wall Street abrió sin dirección alguna al ser jornada semifestiva, es decir, al no negociarse ni deuda ni divisas en los mercados estadounidenses.

Cuando los inversores españoles vieron el signo negativo ante el Dow Jones pusieron a la venta lo poco que habían comprado por la mañana y la sesión se desinfló. El índice general de Madrid terminó subiendo un 0,19% aunque pocos minutos antes la orientación era negativa.

Londres ganó un 0,82% y Francfort el 0,51% mientras que en París se ahorraron el esfuerzo al ser jornada festiva. El mercado español de deuda tampoco aportó nada nuevo y la rentabilidad se mantuvo en el 4,49%.

Al cierre de la sesión el principal índice de Wall Street registraba un retroceso de 40,16 puntos (0,45%) y quedaba en 8.823,82, lejos de los 9.000 puntos a los que parecía acercarse hace pocos días.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 12 de noviembre de 1998