Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Claudio Ranieri se toma su segunda semana de vacaciones en tres meses

A Claudio Ranieri, técnico del Valencia, le salen las cuentas. Las de las vacaciones, claro, porque ayer inició su segunda semana de asueto desde que se iniciara el campeonato. La primera fue aprovechando la infausta visita de la selección española a Chipre. Es decir, que se para la competición en España y Ranieri pica espuelas rumbo a Italia, donde vive su familia. Allí estará hasta el domingo. Entretanto, sus ayudantes entrenarán al Valencia.Previamente, desde que terminó la pasada Liga hasta que el 8 de julio comenzó a entrenar para la Intertoto, Ranieri disfrutó de 52 días de vacaciones estivales. Bien es cierto que, a finales del pasado ejercicio, el técnico italiano pactó verbalmente estas licencias con la directiva valencianista, muy comprensiva con la añoranza del preparador romano por su esposa y por su hija. Ranieri, sin embargo, le reprochó en el pasado ejercicio a Ariel Ortega que se hubiera entrenado 42 horas menos que el resto de sus compañeros.

El club de Mestalla ya no ve con buenos ojos las largas ausencias del entrenador: el equipo está clasificado decimotercero en la Liga pese a haber llegado, presumiblemente, propulsado desde la Intertoto. Los dirigentes, además, empiezan a desconfiar de la calidad de los refuerzos que patrocinó el técnico: los suecos Schwarz y Björklund, el delantero italiano Lucarelli y el centrocampista rumano Popescu (no así del central francés Roche, que sí está dando el rendimiento esperado). "No se ha visto la calidad de estos hombres por ningún lado. Al equipo lo siguen manteniendo los del año pasado: Mendieta, Angulo, Claudio López y Adrian Ilie", expuso ayer un consejero, que se quejó de la debilidad defensiva del grupo. De hecho, la demarcación de central ha sido la más reforzada por el club respecto a la temporada pasada: se contrató a Roche, Björklund y Téllez, pero Cañizares ya ha encajado siete goles en cinco partidos, además de otros tres tantos de la primera eliminatoria de la UEFA ante el Steaua.

El Valencia, en suma, continúa sustentado por algunos jóvenes del año pasado: Mendieta y Angulo fundamentalmente. Al primero pudo observarlo el sábado en directo -y en una gran actuación- el seleccionador nacional, José Antonio Camacho. Y el segundo es, con tres goles, el máximo goleador del grupo. Entretanto, otros tres jóvenes cedidos por el Valencia -Palop, Albelda y Gerard- descollan en sus respectivos equipos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 6 de octubre de 1998