Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fallece un trabajador que participaba en un derribo en Girona

Un trabajador de la construcción murió ayer a las 11.47 horas mientras participaba en el derribo manual de un edificio situado en la confluencia de la carretera de Barcelona y la plaza del Marquès de Camps, de Girona. De acuerdo con los primeros indicios, los trabajos efectuados en el edificio hicieron que una parte de las paredes de la tercera planta que faltaban por derribar se desplomaran sobre M. Larby, de 43 años, vecino de Platja d"Aro de origen magrebí, el único de los tres operarios de la obra que trabajaba en aquella parte del inmueble. Los cascotes sepultaron a la víctima, que permaneció atrapada durante 45 minutos, hasta que los bomberos pudieron recuperar su cuerpo. Los compañeros de trabajo del accidentado, que no presenciaron el siniestro, ignoran todavía las causas precisas que desencadenaron la tragedia. La alcaldesa accidental de Girona, Anna Pagans, afirmó ayer que las obras contaban con todos los permisos pertinentes y que el edificio había sido inspeccionado 24 horas antes por arquitectos y promotores. Los servicios técnicos del consistorio gerundense han abierto una investigación para aclarar las causa del siniestro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 28 de agosto de 1998