Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los profesionales reivindican más apoyo para los programas informativos y de investigación

Los profesionales de la televisión pidieron ayer en los cursos de las Universidades de Verano de El Escorial y Santander un mayor apoyo de las cadenas a los programas informativos y de investigación como fórmula para elevar la calidad y dar una imagen de prestigio. El periodista Paco Lobatón, director y presentador Quién sabe dónde, reclamó ayer en El Escorial la emisión del programa en un "horario familiar". Ésta será la clave para el regreso del espacio de búsquedas a TVE, cadena con la que mantiene abiertas las negociaciones.

La apuesta por programas de calidad da resultados sólo a largo plazo, pero tiene grandes ventajas: crea imagen de cadena, da prestigio y consigue una mayor aceptación por parte de la audiencia. Sin embargo, los expertos que participaron ayer en el curso Los géneros televisivos y sus autores, que se desarrolla esta semana en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (Santander), se quejaron de que las distintas televisiones no están interesadas en apoyar los programas de investigación."La imagen de cadena es tremendamente importante; tiene un gran peso a la hora de que el espectador se identifique con una oferta o con otra", explicó Ricardo Visedo, miembro de la Academia de las Ciencias y las Artes de Televisión de España. "Apostar por espacios que crean imagen es una de las estrategias empresariales más claras en este momento", agregó.

Carlos Estévez, ex director de programas de investigación de Antena 3, afirmó que los programadores prefieren apostar por un producto más ligero y más frívolo. "El periodismo de investigación es un riesgo y les parece algo marciano".

Los participantes señalaron a Informe Semanal como ejemplo de programa que crea imagen y da prestigio. Su director, Baltasar Magro, apuntó que en Estados Unidos y en Alemania hay una tendencia a volver este tipo de contenidos "porque ven que tienen resultados positivos de cara al mercado". Aseguró que esta moda llegará a España. "Es inevitable que todas las televisiones inviertan en este tipo de espacios", matizó.

Ya en El Escorial, Paco Lobatón afirmó durante el curso Comunciar la diferencia: cómo tratar en los medios de comunicación los problemas sociales, que la irrupción de las privadas provocó en España una caída en la calidad. "Vislumbro un futuro prometedor y el resurgir de un cierto criterio de calidad", auguró el director de Quién sabe dónde. Este cambio se debe a la llegada de las televisiones de pago, en donde "el espectador elegirá hasta sus últimas consecuencias y podrá componer un menú a su medida. Eso es un paso en el terreno de las libertades, pero esta posibilidad no debe anular la responsabilidad de los propietarios de las cadenas, los empresarios y los políticos respecto a la calidad".

Lobatón no especificó cuándo regresará con el veterano programa de búsquedas a las pantallas de TVE. "Dependerá del horario. Yo quiero que sea familiar y no trasnochador", aseguró, y no descartó que Quién sabe dónde se tome una prolonagada pausa.

Programa solidario

El periodista también anunció la emisión del Primer festival europeo de la solidaridad, un especial que se emitirá el próximo 13 de diciembre con la participación de la Comisión Europea de Ayuda Humanitaria, que preside Enma Bonino y en la que actuarán Bob Geldoff, Yousour N"Dour, Dulces Pontes y Ana Belén, entre otros. Este programa premiará cuatro grandes labores humanitarias.El presentador de La 2 Noticias, Lorenzo Milá, y el editor de este informativo, Fran Llorente, resaltaron también en El Escorial que el éxito de su programa se debe a la libertad de que disfrutan a la hora de contar historias de contenido social, "en detrimento de las declaraciones políticas". Milá considera que el periodismo tendría que emprender un proceso de reflexión para dejar de "retroalimentarse y de mirarse al ombligo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 11 de agosto de 1998

Más información

  • Paco Lobatón pide a Televisión Española un horario familiar para "Quién sabe dónde"