Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Olano derrota a Jalabert en la contrarreloj de la Bicicleta Vasca

"Ya huele todo a Tour", dice Laurent Jalabert. Y Abraham Olano progresa. Sólo dos semanas después de mostrarse extremadamente limitado en la Vuelta a Asturias, el corredor guipuzcoano, la gran baza española para el Tour, dio un buen paso adelante en la Bicicleta Vasca. Ya se parece más al Olano que hace un año justamente ilusionó a la afición española. "Ahora, lo difícil será que no se dispare", dicen en su equipo, recordando el Tour del 97, al que llegó pasado de forma.Hace sólo dos semanas, Jalabert aventajó a Olano en 17 segundos en el prólogo de la Vuelta a Asturias; ayer, bien que acompañado por una avería del francés que le hizo perder unos 20 segundos, Olano le sacó 26 segundos en los 15 kilómetros de la Bicicleta Vasca. La velocidad media a que rodó el corredor del banesto (51,7 kilómetros por hora) indica quizás mejor su gran contrarreloj. Dado que en las dos etapas de media montaña Olano ha estado con los mejores escaladores, los progresos parecen menos espejismo.

La carrera también permitió apreciar los evidentes progresos de Jan Ullrich, quien aún pasado de peso sólo cedió 46 segundos a Olano. Decepcionó, sin embargo, Santi Blanco: el salmantino perdió 1.41m.

Olano lidera la carrera, con 25 segundos de ventaja sobre su compañero de equipo Aitor Garmendia, pero su verdadera prueba de fuego la pasará hoy en la tradicional y dura última etapa con final en Arrate.

Pantani, en el Giro

Pese a la exhibición de Pantani en la primera etapa de montaña del Giro (más efectista que efectiva: los 13s que le sacaba a Tonkov a 10 kilómetros de la cima, dos kilómetros después de lanzar su consabido ataque, fueron los mismos 13s que sacó al ruso y a Zülle en la meta), el gran vencedor del día fue Zülle, quien reconquistó por tercera vez la maglia rosa de líder, y esta vez parece que para no soltarla. Los 40 kilómetros de la contrarreloj de hoy le valdrán para asegurarse una ventaja cómoda sobre sus rivales. Tonkov se adivina como el enemigo más peligroso: el mejor de los escaladores puros en la contrarreloj. Pantani, a quien aún le quedan días para seguir ganado etapas, se asegurará el puesto restante en el podio, y los demás se dedicarán a buscar migajas. Gotti, el ganador del 97, perdió todas sus posibilidades al ceder más de 5m. Por parte española, mal día de Rubiera (está ya a casi 6m de Zülle en la general), y magnífico de los vitalicios Juan Carlos Domínguez y Daniel Clavero. El primero puede dar hoy un buen salto en la general cumpliendo bien con su especialidad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 31 de mayo de 1998

Más información

  • Pantani vuela en la montaña, pero Zülle recupera el liderato del Giro