Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Reflexión y reflexión

Los resultados de la votación de la Federación Socialista Madrileña (FSM) en torno a Cristina Almeida han de servir para reflexionar. Julio Anguita pidió ayer a los máximos dirigentes de Izquierda Unida que eviten la crispación a la hora de analizar el debate abierto entre la izquierda socialista. También les aconsejó que muestren una actitud cordial hacia el debate sin abandonar la crítica.El coordinador de IU subrayó que siempre "hay un límite sobre el que no se puede pasar". Pero reconoció que "todo es negociable, menos el nervio central". "Estamos", dijo, "en una apuesta por el cambio. Eso es lo importante".

Anguita dijo: "Si queremos que se nos respete, tenemos que respetar a los demás. Por eso, respetando su independencia, no debemos inmiscuirnos en cuestiones internas de otras organizaciones".

Según el informe que planteó ayer ante la Presidencia Federal, las propuestas no deben "instalarse ni en la prisa ni en la urgencia". En su opinión, no tiene que haber urgencia para esperar la respuesta socialista y mucho menos estar pendiente de "las necesidades mediáticas o de las coyunturas de tal o cual territorio".

Anguita advirtió que la propuesta tiene que obviar, al menos de momento, cualquier acuerdo electoral o discusión sobre candidaturas. Se trata de una "propuesta programática que tiene que ser capaz de constituirse en alternativa".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 26 de mayo de 1998