Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente del Covirán anuncia que hoy retirará al equipo de la Liga ACB

El conflicto entre el presidente del club de baloncesto Covirán, Carlos Marsá, y el Ayuntamiento de Granada, a costa de la recalificación de dos parcelas, ha entrado en apariencia en una fase definitiva: a partir de hoy, el equipo abandona la competición de la Liga ACB, según anunció ayer su presidente. Hace mes y medio, Marsá pasó varios días, con sus noches respectivas, ante la puerta del Ayuntamiento por idéntico motivo.

Unas horas después de que el pleno postergara a petición del grupo de Izquierda Unida la aprobación del convenio, Carlos Marsá envió a la presidencia de la ACB una carta en la que anunciaba la retirada del club a partir de hoy. En la ACB sin embargo no se había recibido ayer por la noche esta misiva y sus directivos permanecían a la expectativa."Los motivos de la triste y drástica decisión", explicaba Marsá en la misiva, "se basan en la mala voluntad del Ayuntamiento de Granada que una vez más ha vuelto a denegar el convenio urbanístico aprobado en su día".

El convenio que tenía previsto aprobar el pleno municipal del viernes era el segundo sobre las mismas parcelas. Consensuado por todos los grupos salvo con IU, reducía el número de viviendas, de 470 a 320 y obligaba a Marsá a ceder 4.500 metros cuadrados para equipamientos deportivos públicos que él mismo debía promover. El convenio no fue sometido a votación ya que IU alegó que no había dispuesto de tiempo para conocer su contenido.

Por otra parte, en la directiva de la ACB existe una honda preocupación por lo que pueda suceder hoy en el Fórum Valladolid. El presidente del club, José Ramón Guimaraens, aseguró la pasada semana que si no conseguía reunir el dinero suficiente para pagar los atrasos que adeuda a la plantilla dimitiría de su cargo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 31 de marzo de 1998