Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los socios decidirán el día del Barça-Madrid si Núñez continúa

Los socios decidirán sobre la continuidad de Josep Lluís Núñez el día del Barça-Madrid, el próximo 7 de marzo. La mesa del voto de censura, con cuatro votos a favor, ninguno en contra y una abstención, aceptó ayer la moción presentada formalmente el pasado 29 de enero por la plataforma L'Elefant Blau. Dos horas y media después, el propio presidente del Barcelona, en una entrevista concedida a TV-3, hizo pública la fecha en que se votará la moción de censura, potestad reservada a la directiva del FC Barcelona, que lo refrendó en la reunión que mantuvo instantes después.

Para que la moción de censura prospere será necesario que sea respaldada por dos tercios de los votos que se emitan siempre que el porcentaje de participación supere el 10% del total de los más de 92.000 socios con derecho a voto (los mayores de edad y con al menos un año de antiguedad).No fue necesaria la deliberación de la mesa. Su presidente Jaume Alonso-Cuevillas, decano del colegio de abogados de Barcelona, había redactado 70 folios para argumentar jurídicamente el sentido de su voto. Pero quedarán en el secreto del sumario -dijo que irán a parar a la papelera-, ante la unanimidad en la votación de los otros cuatro miembros de la mesa. El domingo por la noche Alonso-Cuevillas, mientras cenaba con unos amigos de Mallorca tras el empate a cero entre el equipo azulgrana y el balear, conoció la noticia de que Núñez había pedido a los dos representantes de la directiva que se pronunciasen a favor de la moción de censura.

Se modificó de esta forma la tesis inicial del club. Primero el propio Núñez se mostró contrario a la celebración de un referendum. Luego el club alegó que L'Elefant Blau había superado el plazo de 14 días para la entrega de firmas y había variado la motivación por la que había promovido su iniciativa. Los abogados y miembros de la Comisión Jurídica del club, Josep Maria Antrás y Josep María Coronas, que habían dado por cerrado el asunto y así lo argumentaron en un amplio informe hecho público el pasado ocho de enero, acabaron votando ayer a favor de la admisión de la, moción de censura, al igual, obviamente, que los otros dos representantes de I'Elefant Blau en la mesa, Sebastiá Roca y Joan Laporta. "Si mi voto hubiera decidido, hubiera votado. Pero valoro el consenso y lo mejor era abstenerse", argumentó Alonso-Cuevillas.

La directiva del Barcelona disponía de un plazo mínimo de diez días y máximo de veinte para anunciar la fecha en que iba a ser votada la moción de censura. Pero prefirió hacerlo ayer mismo, sin más dilación, y en una fecha con la que están de acuerdo los promotores de la moción de censura porque previsiblemente es la que favorecerá una mayor afluencia de votantes ya que coincidirá con la celebración del partido. de Liga entre el Barcelona y el Real Madrid en el Camp Nou. Los promotores de la moción desean también que la mesa, que a partir de ahora ejercerá funciones de junta electoral, decida que los socios puedan votar ese día hasta dos horas después de finalizado el encuentro, es decir, hasta casi medianoche. Al igual que la redacción de la pregunta que vote el socio, este extremo deberá ser debatido en principio por la mesa, aunque Alonso-Cuevillas dejó este aspecto en la entelequia: "Es facultad de la mesa", dijo, "decidir si la mesa tiene facultad para decidir la redacción de la pregunta".

Según Laporta, impulsor de l'Elefant Blau y miembro de la mesa, la pregunta que se vote en la moción deberá ser lo más sencilla. "Núñez y su junta directiva sí" o "Núñez y su junta directiva no", fue su propuesta. Núñez, en cambio, dijo preferir este otro enunciado: "Sí al al voto de censura" o "No al voto de censura".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 17 de febrero de 1998

Más información

  • Aceptada la moción de censura