Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TENIS TORNEO DE TOKIO

Hingis encuentra su 'bestia negra'

La 'número uno' pierde por cuarta vez con Lindsay Davenport

Enfrentarse a la norteamericana Lindsay Davenport, desde hoy segunda jugadora mundial, comienza a convertirse en un mal sueño para la número uno del mundo, la suiza Martina Hingis. La final del torneo de Tokio fue una nueva muestra de que el juego de Davenport no le sienta nada bien a la suiza. Hingis, de 17 años, ha perdido por cuarta vez contra la norteamericana en nueve enfrentamientos. Davenport, de 21 años, la superó esta vez por un doble 6-3 y se ánotó el 14º título de su carrera. Hingis sigue llevando ventaja en sus duelos, pero en casi todos ellos se agotaron las tres mangas.

Davenport, campeona olímpica en Atlanta en 1996, afirmó tras la victoria que había jugado probablemente "el mejor partido" de su vida. "Me sentía verdaderamente bien preparada para esta final, quería ganarla con todas mis fuerzas, y estoy muy satisfecha por haber conquistado este torneo", señaló la estadounidense.

Tras imponerse en la primera manga por 6-3, Davenport comenzó a sufrir las consecuencias del inconformismo de su joven rival. Hingis se mostró más centrada en el juego y desplegó todo su potencial ya a partir del primer juego de la segunda manga. Sin embargo, la estadounidense logró mantener la calma y conservar su servicio, salvando cuatro bolas de break. En el segundo game, Hingis cometió dos dobles faltas y acabó cediendo su saque. La suiza logró recuperar esta rotura, pero volvió a ceder su saque para el 4-2 en contra. Aquello fue ya definitivo. Con 5-3, Hingis salvó dos puntos de partido, pero una volea imparable de revés de la estadounidense decantó finalmente la suerte del partido.

Hingis, que jugó con gripe, afirmó que esta circunstancia no debía empañar en absoluto el mérito de Davenport. "Ella ha jugado excepcionalmente bien, y a mí no me ha acompañado el servicio. Eso es todo", comentó Hingis, que pasará unos días de vacaciones en el Himalaya nepalí y que no volverá a las pistas hasta el 5 de marzo, en el torneo califomiano de Indian Wells.

La temporada no ha empezado excesivamente bien para la jugadora suiza. Concluyó el año pasado con sólo seis derrotas. Pero ahora lleva dos eliminaciones en cuestión de un mes. La primera la sufrió ante la norteamericana Venus Williams en la segunda ronda del torneo de Sidney. Sin embargo, la semana pasada Hingis se adjudicó el Open de Australia, el primer Grand Slam del año.

"Me siento mucho mejor sobre la pista, con mucha confianza en mis golpes y, sobre todo, sé lo que debo hacer en cada momento del partido. Hoy ha sucedido lo mismo: sabía cómo jugar a Martina y el ritmo que había que imponer. Está claro que soy una Lindsay Davenport distinta", dijo la ganadora, que percibió unos 23 millones de pesetas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 9 de febrero de 1998