Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El CSD restará ayuda a las federaciones que menos luchen contra el dopaje

Siguiendo el ejemplo del COI, el Consejo Superior de Deportes (CSD) reducirá la subvención a aquellas federaciones que menos luchen contra el dopaje. "Condicionaremos el dinero de ayuda al número de análisis y a su nivel, porque hay federaciones que sólo los hacen de forma simbólica", declaró Santiago Fisas, director general del CSD y presidente de la Comisión Nacional Antidopaje, en la presentación de una campaña de prevención del dopaje. "A las federaciones de atletismo y ciclismo, en cambio, quiero felicitarlas. Están muy encima del tema".Fisas no se refirió explícitamente a ninguna federación a la que no considere diligente en la lucha contra el dopaje, pero hizo públicos los datos globales de los controles efectuados en 1997 a los deportistas españoles o con licencia española participantes en competiciones nacionales y los controles efectuados fuera de competición.

Mientras en ciclismo se hicieron 1.251 controles, en fútbol 740, en baloncesto 430 y en atletismo 395, otros deportes olímpicos y de alto nivel competitivo exhibieron cifras muchos menores. Así, en balonmano hubo sólo 48 controles, en gimnasia 37, en judo 26, en natación 102, en vela 12, los mismos que en voleibol y en waterpolo. En halterofilia, uno de los deportes más propensos al consumo de sustancias prohibidas, sólo se efectuaron 84 controles.

Además, la mayoría de controles en estos deportes tuvieron un carácter simbólico-preventivo. En algunos no se hizo ningún control en competición y los que se realizaron no fueron ni siquiera controles sorpresa, sino programados antes de unos campeonatos europeos o mundiales para evitar sorpresas desagradables en la competición. Así ocurrió en balonmano, por ejemplo, donde la Liga Asobal no hace ningún tipo de control, en golf, karate, lucha, voleibol o waterpolo.

Aunque el número de deportes controlados ha pasado de 32 a 40, aún hay especialidades, algunas olímpicas, como el hockey hierba o el pentatlón moderno, que no hacen ningún tipo de control, entre ellas, el hockey patines y el rugby.

"El deporte español está limpio", proclamó Fisas. "Es uno de los que menos positivos tiene en Europa". Pese a que los recientes y sonados casos de Daniel Plaza, David Martínez y Agirretxu han creado la sensación contraria, Fisas se apoyó en los datos de las sanciones efectuadas el pasado año. En 89 de los 3.931 controles que se llevaron a cabo aparecieron sustancias dopantes, aunque algunas -sobre todo el salbutamol de los ciclistas- permitidas con alguna restricción. Así, el total de sanciones por dopaje en 1997 fue de 26, mientras 27 deportistas esperan que su federación correspondiente o la comisión antidopaje resuelvan su caso.

Excetuando el salbutamol y la terbutalina, la sustancia más veces hallada fue el cannabis (11 casos) seguida de los anabolizantes testosterona (8) y nandrolona (7).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 4 de febrero de 1998

Más información

  • 26 positivos sancionados en 1997