Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Japón intenta atajar la crisis financiera con ayudas publicas

El Gobierno japonés intentó ayer salir al paso de los temores a una crisis financiera con la aportación de ayudas públicas a las entidades en riesgo. Para empezar concedió un crédito de casi un billón de pesetas a Yamaichi Securities, la sociedad de inversión que quebró el lunes, con el fin de que pueda ir pagando a los ahorradores. Pero aunque disponga de suficiente liquidez para devolver depósitos a sus clientes, Yamaichi está abocado al cierre, y cerca de 11.000 empleados quedarán sin empleo. El primer gesto del Gobierno japonés evitó el pánico entre los inversores, pero la Bolsa de Tokio registró ayer una caída del 5,1% -una de las más importantes de los últimos meses-, y el yen se desplomó al nivel más bajo de los últimos cinco años, con un cambio de 127 unidades por dólar. La crisis japonesa se tradujo en pérdidas en los mercados asiáticos. Madrid y Francfort, las bolsas que más retrocedieron el lunes, recuperaron un 1,01% y un 0,47%, respectivamente. Wall Street ganó 41,03 puntos (0,53%).

MÁS INFORMACIÓN

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 26 de noviembre de 1997

Más información

  • La bolsa de Tokio registra una caída del 5,1% y el yen se desploma