Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Sevilla destituye al técnico Rubio y contrata los servicios de Vicente Miera

En la mañana de hoy, Vicente Miera se enfundará un chándal con el escudo del Sevilla en el pecho para empezar a trabajar de inmediato como nuevo entrenador de un equipo que se acostumbró a vivir en crisis continua. "No puedo dar una opinión hasta que no esté todo concretado; lo único que quiero es transmitir ilusión y nada más" dijo el nuevo técnico, que reemplaza a Julián Rubio, destituido ayer por el Consejo de Administración.

Rosendo Cabezas, director deportivo del club, justificó así la decisión: "Es el momento oportuno para el cambio, Rubio es mi amigo y por eso no puedo hacerlo sufrir más".Simultáneamente, Rubio abandonaba la sede del estadio Ramón Sánchez Pizjuán donde dirigió al primer equipo desde el pasado 24 de febrero, día en que "me encontré con la necesidad imperiosa de sacar a un equipo que estaba roto y hundido". Antes de irse, hizo un balance de esta etapa en la que le tocó ver el descenso y la frustración porque, según él, le sometieron a una "dolorosa persecución" para impedirle que volviera a colocar al Sevilla en la máxima categoría. "No es una guerra porque en una guerra hay dos bandos. De mi parte no ataqué a nadie. Lo único que hice fue defenderme", explicó. Según él, la cacería en su contra no fue hecha por la totalidad de los miembros del consejo de administración del Sevilla sino por un "pequeño" pero "poderoso" grupo que se mostró implacable. "Mis enemigos no iban a descansar hasta no verme fuera del equipo".

El director deportivo se aferra a las cifras para explicar la decisión. "Los resultados dictan sentencia", dijo Cabezas. El Sevilla tiene un presupuesto de 1.500 millones de pesetas, cifra altamente superior a la del resto de los 21 equipos de la Segunda División. Sin embargo, en los albores de esta temporada, su afición ha tenido que beberse varios tragos demasiado amargos. Fue eliminado en la primera fase de la Copa del Rey en el Sánchez Pizjuán por un débil equipo, el Isla Cristina. Y, en Liga, de los últimos nueve puntos posibles sólo ha obtenido uno. Ahora marcha quinto en la tabla, a cinco puntos del líder, el Extremadura.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 7 de octubre de 1997

Más información

  • "Mis enemigos no iban a detenerse", dice el técnico destituido