Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Mundial es cosa de dos

Carlos Sainz, con los 10 puntos que sumó por su triunfo de ayer, se sitúa únicamente a ocho de Tommi Makinen, el defensor del título que se mantiene en cabeza del Mundial. Makinen tiene 52 puntos, después de haber logrado este año cuatro victorias (Portugal, Cataluña, Argentina y Finlandia) y de haber tenido que abandonar en cuatro ocasiones. Sainz lleva 44 puntos, fruto de dos triunfos (Acrópolis e Indonesia) y cuatro abandonos.Aunque otros hombres aún poseen remotas posibilidades matemáticas, estos dos pilotos, que ya conocen la gloria del campeón (Sainz en 1990 y 1992, Makinen en 1996), se quedan solos en una batalla cuyas siguientes citas se ubican en el asfalto de San Remo (12 al 15 de octubre) y sobre la tierra de Australia (30 de octubre al 2 de noviembre) y del RAC de Inglaterra (23 al 25 de noviembre). "El campeonato se abre de nuevo", reconoció Sainz, de 35 años, "aunque la ventaja aún la tiene Makinen".Antes de viajar a Indonesia,el piloto español soñaba con ganar y que su enemigo sumara un cero, resultado que efectivamente se produjo. "Las cosas no podían haber ido mejor para nosotros en este rally", explicó. "Ha sido una prueba complicada y traicionera. Ahora veremos qué tal nos va en las próximas carreras. El coche va bien, aunque en asfalto no ha cambiado mucho desde Córcega".

El piloto español y su equipo realizarán, antes de viajar a Italia, varias jornadas de ensayos para mejorar el rendimiento del Escort sobre tierra con vistas a las dos últimas pruebas de la temporada, donde presumiblemente se decidirá el Mundial. Existe, no obstante, otra prioridad en el futuro inmediato de Sainz: decidir en qué equipo correrá en 1998. Quedarse en Ford o regresar a Toyota, para competir con el recién estrenado Corolla, parecen las dos alternativas. "En dos semanas tiene que quedar resuelto, es una decisión importante que tengo que meditar, y quiero hacerlo pronto", aseguró el bicampeón.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 22 de septiembre de 1997