Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Conchita cambia su imagen

En dos partidos, la aragonesa Conchita Martínez ha ofrecido dos aspectos contrapuestos. En el primero sufrió frente a una jugadora que se está iniciando en el circuito y que sólo accedió a Roland Garros gracias a una invitación. Ayer, en el segundo, la aragonesa recuperó su prestigio y arrasó literalmente (6-3, 6-0) a una de las promesas del circuito actual, la norteamericana Chanda Rubin, 25 mundial.Al igual que en sus seis enfrentamientos anteriores, Conchita mantuvo siempre el partido bajo control. Rubin no tuvo otra opción que rendinrse a la evidencia de que su rival era muy superior. "Mi juego la molesta, no le gusta la bola tan baja que le mando con mi revés cortado ni los cambios de ritmo", explicó la aragonesa, que dominó el primer set por 4-1 y perdió, sólo otros dos juegos hasta el final del encuentro. Su próxima rival, la francesa Caroline Dehnin (246 mundial) no debe causarle problemas.

Ayer, otras dos jugadores españolas se clasificaron para la tercera ronda. Virginia Ruano, que jugo a un gran nivel frente a la francesa Cocheteux, y María Luisa Serna, que salvó un 6-3, 4-1 en contra antes de acabar ganando a la japonesa Naoko Kijimuta, 61 mundial. Las dos tendrán ahora rivales de peso: Serna jugará ante Steffi Graf y Ruano contra Spirlea.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 29 de mayo de 1997